martes, mayo 7

Operación culo fresco.

Pues sí, como he comentado por Twiter en las últimas semanas Pequete también se encuentra en plena operación pañal fuera, operación culo fresco u / o operación culo, culo, pilila, pilila.

Esta última es el hit de mi casa cada vez que se baja los calzoncillos.

Y es que lejos de resultarme el lío embarazoso del que hablan la mayoría de las mamás que escucho, leo, etc para mí es una aventura más. Casi la más importante, el ecuador entre el bebé y el niño.
El último paso hacía el: mamá soy mayor no me des besos en la puerta del cole.

Vamos que la importancia que le doy yo no es el engorro que se supone que tiene, es que mi bebé se va independizando de su mamá a pasos agigantados. Y me da tantísima pena como cuando le quité el chupete. La misma que me dará cuando abandone su media lengua para pronunciar palabras perfectas.

Y es que a mi me gusta más un bebé que aun tonto un lápiz, y este, señores y señoras, mal que me pese, será el último bebé que tendré en los brazos hasta que tenga nietos.

Ayyy madre que me pongo tontona.

Bueno al lío.  ( Ahora es cuando parezco una de esas madres repelentes de niños perfectos, pero que culpa tengo yo de que sean tan guapos, tan listos, tan, tan, tan..... ( babas, babas por todo el teclado), jajajajaja)

Bien, deciros que con 12 meses Pequete pedía caca y durante 2 meses estuvo haciendo caca el en váter. Obviamente era un juego, que se le pasó con el tiempo.

Más adelante, el verano pasado con 18 meses si, que iba haciendo algún pipi en el orinal, pero no teníamos la más mínima prisa ni intención real de quitarle el pañal. Por que ya llegaría la hora más acorde para ello según su desarrollo.

Pero hace un mes que en el cole se lo quitaron. Aunque es el más pequeño de la clase ( 29 meses en este momento) , lo adelantaron dos semanas que a otros más mayores,  por que le vieron preparado.

Ni que decir tiene que le quiten el pañal en la guarde es una gran ayuda para los papis.

Durante las primera 2 semanas, tenía una media de 3 escapes y a la tercera y alguno que otro.
Esta última semana solo se ha hecho pis encima cuando quería hacer caca, por que esto último no lo controla mucho, pero estamos trabajando en ello :-)

Os podría contar las mil anécdotas que estamos teniendo,  por las cuales yo me he revolcado por el suelo de la risa, aguantando el tipo, por supuesto, por es esto es algo serio, jajaja. Pero os contaré unas pocas por que esto se va a hacer eterno.

Además de que en el 3 día aprovecho el culo al viento, al bajarse el pantalón, para ir marcándome el comedor en distintas posturas inverosímiles cual perrito: " Que pasaría, si hago un pis encima de la mesa? y encima del sofá, y en este rinconcito....." Afortunadamente esto solo le duró un día.

También tuvimos un pensamiento transcendental, que podéis leer aquí, en la 2ª sonrisa.

Y una parada en cada árbol de camino del cole a casa para que hiciera pis, eso en horas y kilómetros recorridos son..... muchos, ya os lo digo yo :-)

Ahora va aguantando mucho más y no hay que preguntarle, el solito se baja su pantalón y hace su pis. Pero aunque esté cerca de casa o en el chalet de sus abuelos, oye que ve  un árbol y quiere mear, menuda fijación le ha entrado de regar la vegetación.

Es muy gracioso verle como hace el pis de pie como un mayor aún sin llegar al váter.

Eso sí, como todo hijo puñetero que se precié basta que digas que lo lleva fenomenal, para que te regale una magnífica meada delante de todo el mundo y así piensen: claaaaarooo, que flipona, presumiendo de lo listo y lo super guay que es su niño y es mentira todo.

Nadie se enteró hace dos semanas en casa de mis suegros que no llevaba pañal y no se hizo pis en todo el día;  hoy justo que comentamos lo requetebien que va, para que nos haya dejado como el culo, nunca mejor dicho.

Que jodio, que manera de hacer quedar mal a su madre, esta se la guardo.

A veces se levanta de toda la noche con el pañal seco y ya llevamos dos siestas ( de esas que se hecha en los años bisiestos cuando los astros se alinean y la luna menguante hace su aparición) sin ponerle pañal.

Ya veremos como acaba el temita, ya os iré informando.

Con Grommy nos costó relativamente lo mismo, con la diferencia que a el no se le escapaban ni las cacas; eso si, el pañal nocturno lo llevó durante un año más.

Aquí os dejo un vídeo que hice en su día sobre la operación control de esfínteres por si os puede ayudar   y el en próximo post hablaremos de receptaculos del pis y caca o/u orinal.



See you later. Babbupi's Mumm.






5 comentarios:

  1. Si es que está hecho un campeón, en dos días le quitáis el de por la noche. Yo creo que el truco es esperar a que estén listos porque a cada niño le llega el momento a una edad y es un poco una tontería intentarlo antes. Madre mía, no me quiero ni imaginar lo que es para en cada árbol para macar el camino a la guarde...

    ResponderEliminar
  2. Nosotras justo empezamos ahora, porque aunque aún no tiene los dos años, me lo pide. Incluso dice que el pañal le hace pupa... Para mi también es una nueva aventura y nada angustioso. Y se lo voy quitando a ratos, cuando ella quiere, respetando su ritmo!
    Gracias por tu post, siempre va bien leer las experiencias de los demás! Besitos!!! ^^

    ResponderEliminar
  3. Ayssss como crecen!! es verdad que el quitarles el pañal es un punto de inflexion entre el bebe y el niño que ya practicamente es, pero es que es tan lindooooo!!!, tu estás enamorada de mi hija pero yo lo estoy de tus peques, no se puede ser tan guapos y tan alegres y tan listosssssssss madreeeeeee

    BESAZOS BICHEJOS ENORMES PRECIOSURA!!!

    ResponderEliminar
  4. Veo Jenni que ya estás inmersa en plena operación pañal... no te agobies...lo agradecerá el bolsillo...jejejeje

    Vais muy bien, tanto hijo como madre (muchas veces somos nosotras las peores...) así que ánimo y adelante!!!

    ResponderEliminar
  5. Je je je je....nosotros hemos estado varios veces metidos en la operación pañal pero la hemos dejado por esto o por lo otro, por no poder hacerla como es debido. Si el piojo hubiese ido este año a la guarde hubiera sido más fácil. Ahora a ver si con la llegada del buen tiempo lo logramos, lo cierto es que en septiembre para el cole no ha de tener pañal.
    Y sí, la verdad,es que da mucha pena ver que es un último paso para dejar de ser bebés.
    besitos avainillados

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!