viernes, agosto 22

7 Dias, 7 sonrisas. Rebujito desde hace más de medio año.

Si, es que yo soy así, despistada y sobre todo muy falta de tiempo.
Aunque antes la vida me daba al menos para pillarlas al vuelo y escribirlas en el bloc de notas del móvil, ahora ya ni eso.
Así que cuando tengo la suerte de cazar alguna y atraparla en mi móvil, la guardo aunque luego publique de año bisiesto en año bisiesto.

Y que conste que me disgusta no llevar un control semanal, por que este es mi diario de sonrisas y su intención no es otra que recordarlas cuando sea vieja, sabiendo que edad tenían en cada momento.

Recordando anécdotas de mis sobrinos de peques, mi hermana y yo solo logramos acordarnos de unas pocas de esas salidas tan graciosas que tienen los nanos, y a veces no logramos ubicarlas en el tiempo;  a veces, incluso, se han perdido.
La verdad es que es una lástima.
No me gusta "perder la sonrisa"

Intentaré trabajar en ellas con mayor periodicidad.
Bueno al lio que se me va la cabra por los cerros....

- Sonrisa 1:
Yo: Chicos, hay que recoger el comedor y yo no lo voy a recoger por que no lo he sacado.
Pequete: Pues yo tampoco
Yo: el que no cumpla las normas de la casa, se va de la casa ( ahí, se ve que me entró el espíritu gran hermano)
Pequete: Pues que recoja Grommy también y tu nos ayudas.
Yo: Estoy malita y no puedo.
Pequete ( Con voz dulce, como el que habla a un malito): No pasa naaaadaaa, recogemos y cuando quede poquito tu te unes, ¿ Vale?
(Coño, el caso es que ni malita me libro)

- Sonrisa 2: 
Pequete: Cuando sea mayor voy a ser montañista, médico, futbolista, basurero, músico, bailarín y cantante. Todos esos personajes serán míos.
( Me parece que alguien juega mucho a los videojuegos o es un visionario y sabe como funcionará la España del futuro con los contratos basura)

- Sonrisa 3:
Pequete: Mamá!, ¡¡¡Papá, tu, Grommy y yo somos muy fuertes!!!!!
Así que..... ¡Vamos a dominar el mundo!!!!
( Si cuando yo digo que es un líder, es por algo)

- Sonrisa 4:
Abueli se quedó a dormir en nuestra casa y Gommy le dice: Yaya, mi casa es mucho más bonita cuando estás tú.
( Me lo como!!!)

- Sonrisa 5:
Pequete Comiendo helado se llena de chocolate hasta la barriga y:
Yo: Pequete, tienes chocolate hasta en el alma.
Pequete ( Señalandose el pecho con una gran mancha): Mamá, ¿ Esto es el alma, verdad?

-Sonrisa 6:
Grommy y yo trabajando en su libro de arte, al acabar una página intento pasar a la siguiente y Grommy que no quería pasar hacia adelante las páginas:
Grommy: Nooooooo, mamaaa!!!, Reinicia, reiniciaaaa!!!
( Pues eso, nativos digitales :-)

- Sonrisa 7: A veces cuando hablamos de un miembro de la familia, me gusta marearlos un poco a ver como reaccionan, por ejemplo cuando dicen algo de su madre, les digo: ¿ Tu madre? ¿ Quien es tu madre? me contestan pues tú y yo les digo, no puede ser yo soy soltera y sin hijos o similar.
Para putearlos un poco, más que nada X-)
Hace unos minutos Pequete me ha regalado la sonrisa del día con una de estas situaciones:
-Pequete: Mamá mi hermano, se ha vuelto a dormir.
-Yo: ¿ tu hermano? ¿quien es tu hermano?
- Pequete: Mamaaaaa... ese que se pelea conmigo!!!!
Vaaaaleeeee, ya me ha quedado clariiiiiisimo X-)))))

Espero que también os hayáis levantado hoy con la sonrisa puesta.

See you later. Babbupi's Mumm.

lunes, agosto 18

Pequete Loves Montessori


Tenemos a la vuelta de la esquina la vuelta al cole. Algo ya consabido por todos y normal para muchos.

Peeeerooo, nosotros tenemos un reto por delante.

Como ya sabéis Pequete es un tipo de carácter, un niño que no se conforma con lo que le digamos los demás, un señorito de ideas propias muy difícil de convencer.

En el curso anterior, contábamos con que era más pequeño, con menos obligaciones, con una profesora del amor, que lo conocía y sabía por donde había que llevarlo.
Pero en los últimas días de curso, incluso a ella se le hizo un poco cuesta arriba poder torear a un niño resabiado, inconformista y además cansado de toooodo un curso.

En este curso que viene, se les supone más mayores,  les enseñarán a escribir bien, y a hacer sus primeros pinitos con la lectura.

Y ya se de antemano las visitas que voy a hacer al aula de Pequete por petición de su profesora.

Pequete ,aunque es un niño extremadamente maduro para su edad y listo donde los haya,  odia aprender por imposición.
Ya me lo dijo la profe del pasado curso: nunca tendrá problema con los conceptos, pero sí tendrá problemas con su comportamiento.

Pequete es un nativo digital, un niño de nueva generación, que no se deja pensar por otros, lo tiene que hacer por si mismo, cuando él lo decide y del modo que a él le parece más divertido.

Por desgracia, la educación actual no está preparada para estas nuevas generaciones de librepensadores.

Está claro que tiene que aprender que hay que hacer las cosas en comunidad, por que no vive solo y tiene que asumir que hay cosas que se deben hacer a su tiempo.
En ello estamos trabajando desde casa.
Y como sé positivamente que su conducta le va a impedir poder trabajar en los conceptos, también desde casa estoy intentando trabajarlos de la manera que a él le gusta: jugando.

Este verano,  no he conseguido ni que escriba una A en la libreta de caligrafía que nos recomendaron, pero sí he conseguido esto.




Y es que Pequete adora Montessori, cada día me pide jugar a ese juego tan chulo de la arena y si puedo hacerle más fichas de dibujitos para que él repase el nombre y ponga las pinzas.

Ahora solo cruzar los dedos para que la educación en este país empiece a comprender que los niños aprenden jugando, intentar exprimir el tiempo para poder dedicarle a él ese refuerzo que necesita y cargarme de kiiiiilos de paciencia para explicarle que en el cole tiene que hacer lo que hacen los demás.

See you later. Babbupi's Mumm.