Soy de la familia Madresfera!

Valencia Peque Universo

Valencia Peque Universo

Videos

Photobucket

domingo, enero 25

Cositas frikis que me encantan: Muñecos Little Thinkers.

Últimamente dispongo de un poco más de tiempo para navegar, leer y todas esas cosas que hacía más de un año que no había podido hacer, y en una de esas me topé con un gran hallazgo.
Un hallazgo, que vislumbro poco novedoso, por el tiempo que llevo out, que me tiene un poco obsoleta, pero que para mi ha sido todo un descubrimiento.

Para despistados, faltos de tiempo y otras especies rarunas como yo, os dejo este resumen de mi "descubrimiento"

Se trata de unos peluches, cuanto menos curiosos, además de muy, muy interesantes en cuando al aprendizaje.

Son los Littlehinkers, unos muñecos que además de rellenos de guata, están metafóricamente rellenos de algo más importante: cerebro.
Simpáticos peluches que evocan las figuras de grandes pensadores, artistas y personajes relevantes de la historia.
Aprovechando la extraña atracción que sienten los peques por los peluches, normalmente muñecos que no sirven para nada, se han creado unos peluches que ésta vez si servirán para algo.
Acercar a nuestros enanos a la cultura en la más tierna infancia, desde la estética del muñeco.

Sin más os los presento, por que os vais a enamorar, y no miro a nadie.... eh frikis!!!




Un montón de personajes de los que podremos aprender jugando.

Hay algunos que están clavados fielmente a la estética del original.



Y se me ha ocurrido que con esto y un libro de respaldo podría ser un recurso excelente para acercar a nuestros pequeñajos a la historia. 

¿No os parece creativo y súper divertido trabajar con estas herramientas?






¿ O con estas?

LIBROS DEL ZORRO ROJO


¿ O estas otras?
Editorial Susaeta.




Los muñecos están a la venta en amazon y svoriginal y los libros los tenéis en La Casa del Libro.
Yo estoy deseosa de hacerme con unos y..... ¡¡¡que empiece el show!!!

See you later. Babbupi's Mumm.

jueves, enero 22

Nuevo concepto de Cafetería-Sandwichería

Estas navidades desde Deli&Cia me hicieron llegar un obsequio de lo más suculento.
Yo como blogger de pacotilla y con poco tiempo no he tenido ni un hueco para poder contaros que me pareció.
Pero como es de bien nacidos ser agradecidos os cuento un poco.

Primero os explico en que consiste Deli&Cia. Es una nueva marca de restauración de Áreas, que ofrece productos frescos y naturales, listos para llevar y consumir.
Podréis encontrar Deli&Cia en los principales aeropuertos españoles y los distinguiréis por su imagen urbana y su carácter práctico.

Todo esto llevaba nuestra cajita morada, que decir sobra que nos enamoró ya solo envoltorio. La caja que veis al fondo era una caja monerrima, grande  de cartón duro a la que le he encontrado muchísima utilidad.

Y todos estos productos rellenaban su interior.
Era todo tan bonito que daban ganas de comerse hasta la bolsa.
Además de llegar en unas fechas estupendas, elegidas al detalle,  en las que parece que cualquier elemento recibido gana puntos.


Los macarons son lo primero que probamos. Los que me conocéis bien sabéis de mi afición/vicio por cocinar... bueno cocinar... comer macarons.
Os diré que aunque su presentación nos llamó la atención, por que su foto decía cómeme, no son macarons reales, son más parecidos a una galleta. 
Así que si sois eruditos macaronianos encontraréis que cojean un poco. Pero por otro lado, y para la alegría de mis hijos que odian la almendra, encontraron una deliciosa galleta en forma de macarrón. Así que éxito en los peques 10/10.



Este fue mi favorito, se trataba de chips de tubérculos autóctonos de la Patagonia.
Ideales para acompañar una carne por su sabor intenso y delicioso. Abri el paquete y comerlos directamente es otra opción, aunque le quita un poco la gracia comerlo como si fuesen papas normales.



Sin duda el producto estrella de  fue esta bolsita. 
Snaks de maíz, sin más, pero los mejores que he comido. Vamos, que fue una pena que se acabasen enseguida.




Estas galletas no las probó más que el miembro de la familia que intercepta cada galleta de mantequilla que entra por la puerta de nuestro hogar, y ese fue Grommy, el cual dijo que además de bonitas estaban muy buenas.



En fin, que fue una estupenda manera de alegrarnos un poquito más la navidad.

Por si queréis saber un poco más de lo que encontraréis en el aeropuerto cuando el hambre os aceche os lo enseño por un agujerito.


Y con esto y un bizcocho me despido diciendo que aquí una catadora encantada de que le envíen cositas que ganan por el estómago.

See you later. Babbupi's Mumm.

sábado, enero 17

Las madres somos así.

Las madres somos así.

Somos capaces de hacer dos o más cosas a la vez, de  encontrar objetos extraviados a ojos no maternales, al grito de : como vaya yo y lo encuentreeee!!!!, y lo encuentras, vaya si lo encuentras.

Conocemos el sitio que tiene cada cosa en nuestro hogar: mami, ¿donde está mi pockemon?
En su sitioooo.

Lo vemos y lo sabemos todo, a veces hasta lo que no ha ocurrido todavía, y por supuesto  confirmamos lo acontecido y vaticinado con un: te lo dije.

Y entre muchas otras cosas que forman parte del perfil madre, también podéis comprobar que estamos pa allá.

Pero si algo nos caracteriza a las madres es que somos incoherentes.

Esterilizamos los biberones doscientas veces al día pero luego soplamos la sopa, besamos las heridas o utilizamos la regla de los tres segundos ( si se ha caído al suelo, pero ha estado en él menos de tres segundos se puede comer)

Limpiamos los mocos y nos da arcadas ver que un churumbel se acerca uno peligrosamente a la boca, pero limpiamos la cara sucia de nuestros retoñitos con los dedos y nuestras babas.

A veces al cambiar un pañal nos da un poquete de repelús, por que el regalito es especial de la casa, pero nos encanta hablar con nuestras amigas madres sobre el color textura y nº de las deposiciones de nuestro bebé.

Igualamos los decibelios de nuestra voz a los de la Caballe en pleno gorgorito, para comunicarles a nuestros pequeños que no chillen.

Tenemos la habilidad de hacer desaparecer aquella odiosa trompeta de sonido estridente que nosotras mismas compramos en el chino. O lo que es peor, volatilizamos el silbato pensando que nuestro mini Arturo Sandoval la eligió por su color y forma.

Decimos unos tacos como un carretero pero queremos lavar la boca con jabón a nuestros enanos si sueltan uno, por que en nuestra casa somos muy finos, oiga.

Abrigamos a nuestro baby en invierno hasta el punto de ser equitativo al muñeco de Michelin , que si se cae al suelo rebota, mientras nosotras vamos con chaquetita fina, pero eso si, moniiiiiisimas.
Les tocamos las manitas por si acaso va muy fresco el nene/a. Y por supuesto cuando le aparece el primer moco decimos: me chachis, eso es que ha cogido frío.

Empapuzamos a nuestros pequeñines con primero, segundo y postre para que " estén bien sanos", mientras nosotras cenamos una hoja de lechuga para estar "bien sanas"

Somos capaces de pasar del grito al beso, de la risa al llanto, de la histeria al Zen a la velocidad de un Ferrari.

Somos perfectamente imperfectas, muchas veces unas locas encantadoras, somos... Madres.

Pero... ¿ verdad que nos queréis igual?

See you later. Babbupi's Mumm.

lunes, enero 12

Sonrisas 2015.

Recien estrenado el año no podía dejar esta sección que tanto me gusta y que les regalaré a mis hijos cuando sean mayores para que me puedan hechar los trastos a la cabeza, por airear sus vidas a la ligera.

Pues allá van:

1. Estaba en la cocina preparando la cena y pensé: voy a prepararle a Grommy lomo con queso, para que pruebe otra cosa que no sea lo de siempre a ver si le gusta.
En ese momento entra en la cocina y me dice: ¿Me haces lomo con queso Mami?
Loca me quedé, nunca se lo había hecho antes y en casa no lo solemos comer.
Creo que estamos conectados por wifi ��

2. Como siempre cuando vamos por la calle o camino del cole tengo a cada uno en una punta y es imposible que vayan los dos a la misma altura nunca. Y en una de esas:

Yo: Pequete jugar cerquita de mamá, por que no os puedo ver a los dos si cada uno va por un lado.
Pequete: ¿Sabes que mama? Deberías comprarte otra mamá igual que tú, pero de cuerda. :-o

Ayyyy si por favor!!! ¿¿Donde las venden!!!?? 


3. Últimamente es imposible salir a tiempo de casa para ir al cole, para llegar a tiempo, los dibujos son más poderosos y siempre les voy metiendo prisas.
Pero un día que se ve que Pequete tenía prisa:

Pequete: Venga mamá!! que primero son las menos punto y luego las tresmil y no llegamos al cole!!!

Si, si ya lo se tengo que sentarme con él a enseñarle la hora.

4. Siempre le pregunto a Pequete:  ¿quien te quiere a las nueve treinta?
Y me dice: ¡¡pues tu!!
Pero una noche me dijo: Mamá, yo te quiero a las nueve treinta a las 10, 30 a las 12:30, a las 30.000 y hasta el infinito y mas allá.
Después me colmó de besos.
¿Asi que este es el malo no? Ya claro....

5. Pequete sentado en el suelo:
¡¡Corre mamá!!, ven que creo q tengo una hormiga en el pie y ¡¡¡LLEVA UN LÁSER!!!! 

6. Sale  un anuncio de  Cillit Bang en la tv:

Pequete: ¿Mamá te lo pides? 
Yo?: No ,no, ni soñarlo.
Pequete: Mira, es que  limpia toda la suciedad, ¡¡sin ningun rastro!!! 
Joer, como se nota que me ve limpiando siempre, se creerá que esos son los juguetes que nos pedimos las madres, :-( que pena doy madre mía.

7.Cerca de Navidad Grommy:
Mamá voy a pedir a Papá Noel que te traiga muuuuchooos calcetines, que los tienes todos con patata.
No se si comérmelo o comérmelo.


See you later. Babbupi's Mumm.

domingo, enero 4

Ya vienen los Reyes....

Como buen Grinch que soy, llevo quejándome de las navidades desde antes de que empezaran.
La verdad es que me daba agobio solo de pensarlo.

Tenia una lista de pros y contras sobre la Navidad y me salían un montón de contras, y un solo pro.

Y es que en Navidad es todo un poco absurdo.
Tenemos a los peques dos meses pidiendo todo lo que aparece en la tv: Lo quiero, lo quiero, lo quiero, dicen los míos cambiando la vieja versión del " me lo pido" de toda la vida.

Les damos catálogos para que marquen todo lo que quieran; ¿y para casa de la iaia? y para casa de la tía y para casa del tío y del otro tío y la otra tía?
Recibiendo un: jo! mamá, ¿ más cosas? yo que se, pide calcetines y camisetas ( y con una mirada que dice claramente: pero cállate ya, cansina!!)

Pasamos el año intentado hacerles ver que no se puede tener todo, que tienen que ser comedidos, que no tienen que ser materialistas para que después, mágicamente, todos esos valores se vayan de un plumazo, por que de repente se lo pueden pedir todo.

Y digo mágicamente por que luego llegan unos señores, que son magos y traen lo que deseen,
siempre y cuando los papás tengan la cartera llena.

Por otro lado aparece el espíritu solidario, que también mágicamente nos da la navidad; y vuelvo a decir que mágicamente por que el resto del año debe de andar por allá por La Ponia, junto al Sr. Claus.
Espíritu  que queremos inculcar, a nuestros pequeños: hay que dar un juguete a los niños que no tienen.
¡ Coño! ¿pues no eran magos los reyes? A ver si van a ser Magos con más caché que Dynamo, de los de Don't pay don`t play.

Que los niños son pequeños pero no tontos. Y resulta que o los reyes no son tan magos, y Papá Noel tampoco reparte a todos los niños del mundo, o somos un atajo de mentirosos como la copa de un pino. Y como muy bien dice Mixka, mentir esta muy feo.

Nos tiramos de los pelos por que no sabemos donde vamos a ubicar tanto trasto nuevo que entre por la chimenea y o ventana.
"Estoy haciendo recopilación de juguetes viejos ( viejos, con niños de dos y tres años O_O), para tirarlos o donarlos y así hacer hueco a los nuevos"

¿ En serio?!!!! ¿Pero estamos tontos?
Sería como decir voy a coger los vaqueros del año pasado y tirarlos para hacer sitio a los nuevos. ( que a muchas os gustaría ehhhh pillinas)


¿ Ese es el valor que le damos a las cosas? ¿Eso es lo que les queremos enseñar a nuestros hijos?
A lo mejor es que yo soy idiota ( que seguro que sí, aunque esa es otra historia), pero a mi el esfuerzo, o no, que alguien haya hecho para reunir el dinero que empleará para regalarle a mis hijos juguetes cuenta.
Y por eso nosotros cuidamos nuestros juguetes, por que alguien importante nos los ha regalado.
Por que las cosas hay que cuidarlas, por que nos importa la ilusión y la generosidad que ponen los demás,

Ah nooooo!!! que son los Reyes Magos.....
Esos que no te traerán nada si te portas mal, pero que siempre acaban trayendo eso que no te iban a traer, te portes como te portes..

En nuestra casa, como ya os conté en años anteriores, viene Papa Noel, que es un mero mensajero, que trae los regalos que los papás, los tío, etc le encargamos, previo pago.
Sí aparece la figura mágica, pero dentro de una realidad coherente.


Nuestra navidad se acerca más a la de Tigriteando que también hace una perfecta reflexión sobre la misma; pero con la diferencia que ellos son una familia encantadora y nosotros somos de los de cagar con medio culo.

Y deciros que os podéis portar lo mal que queráis que si tenéis pasta para untar a SSMM, os traerán de todo.
Ya nos lo cuenta Un Papa Como Darth Vader, los Reyes no lo ven todo y más nos vale.

Ahora ya imbuida de la slow life, a unos días para que terminen las navidades y a golpe de birra y Gin Tonic he ido relativizando esto también, como tantas otras cosas de la vida; llegando a una sosegada conclusión: ya se han acabado y me queda un año por delante, de encefalograma plano, para volver a pensar en lo complicado que es el género humano.


Que SSMM os traigan muchas cosas, que al fin y al cabo hay que levantar el país a golpe de juguete. Y.... ¿cual es la mi cámara SSMM? Como he sido buena, este año me pido: Todo, todo y todo!!


See you later. Babbupi's Mumm.





jueves, diciembre 4

Pequete cumple 4 años o cómo me crecen los enanos.

Y se me hace mayor, mayorcísimo; y ya no me queda ningún bebé en casa y me dan ganas de llorar. Pero aunque ya son cuatro añazos lo que cumple el Pequete de la casa, siempre, siempre será mi bebé.

Este año, y aunque juré y perjuré que jamás volvería a organizar una fiesta, he vuelto a ser imbuída por el espíritu de la mamá babosa; no era el mejor momento para complicarme más todavía pero acabé cayendo y preparando una fiesta de Piratas y Princesas.

La primera idea era que la fiesta se desarrollase en en parque a petición del protagonista, pero las inclemencias del tiempo no tuvieron piedad y tuvimos que buscar un lugar cubierto.

Afortunadamente encontramos un local de alquiler en el que podías montar tu la fiesta, pero que contaba con un parque de bolas. Lugar donde entraron los peques nada más llegar y ya no supimos de ellos en toda la mañana X-)

Pues ya no os suelto más rollo y os enseño como fue la fiesta.

Previamente enviamos las invitaciones a los amiguitos.


Y preparamos algunos detallitos.




La mesa de comida fue sencilla, ya que sabía que los niños cuando juegan poco comen. Preparamos algunos sanwiches, papas, gusanitos, palomitas, tres tortillas de patatas ( que siempre son éxito asegurado) y algunas bebidas.



Preparamos el rincón del agua, que fue la bebida estrella del día, y unos vasos y platos de piratas que compramos en Papinga, además de unas cajitas preciosas donde los peques se llevaron las chuches.





Junto a las chuches, se econtraba el rincón atrezzo y tarta. Donde las princesas pudieron vestirse con faldas de tul y coronitas y los piratas contaban con sombrero, parche y bigote.


Cajitas de Papinga.

Pero sin duda lo más bonito de toda la fiesta fue la tarta, regalo de Tu tarta más divertida, que nos gustó muchisimo a nosotros y a todos los asistentes. Que además estaba ktgas, los enanos no dejaron ni las migajas.
Os la enseño por un agujerito por que es amor del bueno.



Os muestro la mesa de la tarta en su totalidad.



Un poco más cerca...


En resumen os diré que lo pasamos genial, algunos muy bien y otros....


Así que hasta el próximo cumpleaños que mis peques me dejen organizar.

See you later. Babbupi's Mumm.

miércoles, noviembre 26

Ay!! las emociones.....

... eso que tanto peleo por saber gestionar yo,  eso que tantas y tantas veces se queda solo en papel mojado por que no soy capaz; por que me puede el pronto, por que me secuestra la amigdala y no soy capaz de burlar a semejante cautiverio....

Pero lo intento, lo pruebo y si creyese en dios diría que Dios sabe que lo trabajo y que no es fácil.
Así que entre cabezazo y cabezazo contra la pared a veces encuentro cosas que me hacen ver que puede ser más sencillo de lo que me parece y es sobre ello que os cuento hoy en mi otro yo.


Si os apetece leer un ratito corto, venid, venid....

See you later. Babbupi's Mumm.