Soy de la familia Madresfera!

Valencia Peque Universo

Valencia Peque Universo

Videos

Photobucket

martes, marzo 17

Peques Love Lois.

¿Vosotras elegís la ropa de vuestros peques?

Yo no, y no por que no quiera, si no por que hace ya mucho que no me dejan hacerlo; más o menos desde que dejaron de ser bebés.

Sí, es que estos chicos tienen mucho carácter, han salido a la madre, ¿que vamos a hacerle? ;-)

Mis peques, buscan ir guapos, que en eso han salido pijos como el padre, pero sobre todo ir cómodos, ya que salen preparados para cualquier partido de fútbol que surja; que surge, vaya si surge.

Afortunadamente hay marcas que piensan en niños como los mios, con estilo propio, niños que pasan de la madre y sus ideas de moda.
Lois, la legendaria firma de jeans ( ¿quien no ha tenido unos Lois en su vida?) ha creado una colección propia para los peques. 


Una colección de carácter informal, que es la que les gusta a mis peques.
Colección en la que destacan sus diseños cuidados y la calidad en sus tejidos, suaves y resistentes.

Yo me he quedado enamorada  de la colección al completo, pero sobre todo de estas zapatillas que son ideales; con un toque formal/informal. Que combinan tanto con las camisetas como con los polos, con los que tambien cuenta la colección, si quieres vestir a los peques en un tono un poco menos desenfadado.


Y no hay mejor manera de saber si algo de verdad te gusta que probándolo.
Así que este sábado nos calzamos la ropa que Lois nos hizo llegar para tal fin y partimos para hacer de banco de pruebas.

Aquí os enseño el resultado.


 La sesión empezó bastante "tranquila", los peques encantados de su ropita.
Como hacía fresco tuvimos que abrigarnos un poco, combiando el conjunto con camisa a cuadros en en caso de Grommy y sudadera en en caso de Pequete.


Posando como si lo hicieran todos los días...


Pero aún quedaba la prueba de fuego, y la que más les gusta a ellos: probar la comodidad.
La prueba quedó superada con creces.


Ellos, que nos son modelos por vocación, disfrutaron más de la parte prueba de fuego y de la parte hago el gamba para que mi madre no saque una foto buena.
En fin... niños, tan difíciles de fotografiar pero tan fáciles de sacar contentos.


A mi lo que más me ha gustado ha sido:
1. La calidad de sus tejidos.
2. El buen acabado de las prendas.
3. Los prints geniales.
4. El color del pantalón de Grommy (que es mi color favorito)
5. Lo cómodos que se han sentido ellos y que no dudaron en ponerse los conjuntos sin chistar.

El lavado que tienen las prendas ya os lo cuento en breve, por que ya sabéis donde acabó la ropa al final del día ¿no? ;-P

Ellos pasaron un día fantástico, encantados con su ropita molona.
Pequete estaba tan contento de ir tan guapo y además haber podido probar la ropa en " el paraíso de los goles" (palabras textuales), que sentía que en cualquier momento iba a levitar.



¡Lois, marcas que molan!

See you later. Babbupi's Mumm.

viernes, marzo 6

El juego de las emociones.


A raíz de un comentario que hice a Mamá por bulerías sobre cómo poder gestionar el comportamiento puntual de su pequeña a la salida del cole, nace este post.

Al igual que le comenté a ella, os contaré que es lo que yo hago para poder desviar una rabieta, un arranque de ira o un sentimiento angustioso en mis peques.

Cada día la salida del cole,  se me presenta como un nuevo sentimiento de lucha, de tira y afloja, pero también como una nueva oportunidad para conectar, para entendernos, para aprender mutuamente.

Mis hijos, son dos niños con mucho carácter y una personalidad arrolladora. Por lo que me ha costado aprender a base de pruebas y de errores. Sobre todo de errores, pero son los errores los que te hacen aprender, los que te ayudan a madurar.

A pesar de saberme muy bien la teoría, como dicen por ahí del dicho al hecho hay un buen trecho. Hasta que no te ves en la situación no sabes como van a reaccionar los pequeños, y sobre todo como vas a reaccionar tú.

Y como os digo, muy arduo ha sido el camino, pero poco a poco nos vamos acomodando, nos vamos sincronizando.

He pasado del cabreo supino, donde no se sabía si la rabieta era de los hijos o de la madre, a ir capeando el temporal del mejor modo posible.

Hay tres cosas que a mi me han sido muy útiles, cuando salen del cole con un mal día. Si salen tristes, enfadados, irascibles o agresivos.

En primer lugar no presuponer que el niño está insoportable por que si. Cuando uno está raro seguramente haya una razón para estarlo.

Normalmente el niño/a no te contará el porque de su humor, sobre todo por que ni siquiera sabrá como expresarlo, o por que esté tan enfadado que no quiera ni hablar.

En segundo lugar, les pregunto: ¿ como te lo has pasado hoy?
En vez de preguntarles, ¿qué tal el cole? o ¿como te has portado hoy?  ( que por cierto esta pregunta, que oigo mucho por ahí me da mucha rabia)

Y en tercer término hay dos juegos, que a mi me funcionan de maravilla. Ninguno de los dos son creación propia, uno lo leí en el libro El cerebro del niño y el otro en un blog de psicología (que me perdone su autora, pero mi memoria de mosquito hace de las suyas; si alguien lo reconoce que me indique la fuente y lo enlazo)

El primer juego se llama Que suerte tengo, donde cada uno dice por que ha tenido suerte hoy. Normalmente empiezo yo, y para desviar el epicentro del enfado, la frustración o la tristeza.
Suelo decir la chorrada más gorda que se me ocurre; por ejemplo: Que suerte tengo por que aunque hacía mucho aire y las orejas se me han desplegado, no he venido a recogeros volando, doble suerte por que llevaba las piedras de Pequete en el bolsillo. 

El segundo juego se llama Una mentira y una verdad. Donde cada uno cuenta dos cosas que le han pasado hoy; una será verdad y otra será mentira. Uno lo cuenta y el resto de participantes adivinan cual es la verdad y cual la mentira. La mentira también suele ser un absurdo.

¿Que consigo con estos juegos? 

1. En principio relajar el ambiente, desviando, como he comentado antes, el punto de frustración, rabia, pena...

2. Empalizar unos con otros.

3. Hacer ver que me interesa el por que de que se sientan así, hacerles ver que todos nos sentimos así en algún momento.

4. Convertir lo que hubiese sido una patada en una carcajada.

5. Desarrollar la imaginación, trabajándola con esa herramienta del absurdo.

6. Que me cuenten el hecho que ha desencadenado la situación. 

Siempre el juego, es el mejor aliado, los niños aprenden jugando y los adultos aprendemos de los pequeños genios.

Estos trucos les han enseñado a gestionar sus emociones, pero os aseguro que a mi también y me siento la máxima beneficiaría.

Quizás os pueda servir o quizás no, cada familia somos un mundo, pero como digo muchas, muchísimas veces, la mejor de las técnicas es el ensayo/error.

Pero si lo probáis me alegraría que me contaseis el resultado.

Y vosotros, ¿jugáis con las emociones?

See you later. Babbupi's Mumm.





martes, febrero 10

¿Los ricos concilian?

Conciliación, tema de candente actualidad.
Tema al que todos aludimos y opinamos en algún momento: tema que nos indigna en cuanto a su ausencia en este nuestro país.

Y cuando digo todos es todos, incluyendo a Banderas en su discurso/ Biblia en verso, de la gala de los Goya. En el que pidiendo perdón a su hija por perderse sus momentos estelares, se metió en el bolsillo a ese 50% que no eran muy simpatizantes del actor.

¿Realidad o marketing? 
¿Es igual de difícil conciliar para la clase media y baja que para los ricos? 
Yo creo que no, por que como dicen en mi pueblo: amb diners torrons.

Y os voy a dar un par de ejemplos, que he conocido muy de cerca, de que teniendo dinero, en el mundo del artisteo sí se puede; solo hay que querer o no hacerlo. 

En mi anterior empleo trabajaba los riders técnicos de los artistas. Artistas de la talla de BB. King, Roberta Flack, Ziggy Marley,
El Canto del Loco, Serrat y Sabina, entre otros muchos.
Para los profanos un rider técnico es un dossier de requerimientos técnicos y personales de los artistas para sus conciertos. Desde el tipo de piano que necesitan hasta de que color quieren las flores del camerino.
Por lo tanto, por ese medio y por mi trabajo de producción y prensa pude conocer dos claros ejemplos de conciliación.


1.Por un lado una Alemana y residente en NY, actriz, bailarina y cantante de jazz y magnifica interprete de cabaret music.
Rubisima, alta y maravillosa, Diva donde las haya. 
Pero en cada concierto, en cada gira llevaba a sus hijos con ella, así como a la nany/profesora de los mismos.
Para lo cual en sus giras veraniegas por Europa siempre necesitaba hotel con piscina, por que a ella y a sus hijos les encantaba nadar y jugar juntos en el agua.

2. Por otro lado un matrimonio, artistas ambos, super estrellas de la música.
Ella pianista y cantante de Jazz Canadiense, con más de 15 millones de copias vendidas en el mundo.
Él cantante y compositor británico, candidato a los Oscars por su tema The Scarlet Tide.
Y padres de mellizos ambos, en cada gira llevaban a sus hijos con ellos desde que eran unos tiernos bebés.
Para los cuales siempre pedían que los coches que les transportasen llevarán dos sillitas de retención infantil. 
Y así lo siguieron haciendo hasta que sus infantes tuvieron que comenzar la escuela primaria, cuando decidieron que el progenitor que tuviese menos compromisos iría quedándose en casa con los pequeños.

Así que Sr. Banderas, pienso que el perdón a su hija sería por otras circunstancias que no tendrán que ver con su trabajo.
Ya que en su Rider puede pedir todo lo que se le antoje para que su pequeña pueda estar junto usted durante el rodaje. Y con su dinero puede permitirse pagar profesor particular, cocinero, nany y lo que le de la gana y no nos quiera vender la moto, ¡¡hombre ya!!



miércoles, febrero 4

Atesorando instantes.

Cuantas veces hemos leído esa frase: "Tiempo no corras tanto". Pero el tiempo,  lejos de tener un ápice de piedad, hace oídos sordos y pasa raudo.

No tiene pena, hace crecer a los bebés, convirtiéndolos en niños, después, poco a poco comienzan a brotarles alas y a desplegarse en enormes herramientas de vuelo.

Muchas veces, ante las vicisitudes de la crianza, en nuestra desesperación, aclamamos a la aceleración del tiempo, otras veces, rezamos para que se detenga.

Pero no se puede, el tiempo es poderoso, no se puede parar. Aunque podemos congelarlo y guardarlo como un tesoro, el más valioso.

Yo lo intento guardar todo, cada instante de disfrute, cada momento que se que no se repetirá o que poco a poco irá desapareciendo.

Comencé haciendo una " Caja de tesoros", donde voy guardando cada elemento importante, cada objeto evocador.

El pijama con el que salieron del hospital; un hospital público, tuvimos que robarlo, pero aquel botín tenia que ser nuestro y quedarse con nosotros para siempre.

Los miles de chupetes que nos acompañaron, sus primeros biberones, su ropa bautismal, el primer dibujo, las primeras notas.
Muchos pequeños detalles que cuentan una gran historia que, linealmente, irá incrementándose hacia la evolución.

Como todo progenitor que se precie, miles de fotografías.
Pero no posadas, casi siempre robadas, robadas al tiempo; solo momentos, caminos, juegos, sonrisas, peleas, besos...



Vídeos, de primeras palabras, vídeos de luchas,  vídeos de sentiemientos...

Y este blog, que es testimonio de nuestras alegrías, de nuestros llantos, de nuestras angustias y nuestras sonrisas, detenidas en el tiempo, guardadas en mi mente, en mi corazón, en el recuerdo.


De cada historia mínima, que forma un todo, vamos forjando nuestra felicidad.
Guardados para siempre, para mi, para nosotros para el mundo.

El tiempo detenido en la pantalla, en el papel; para que hoy sea hoy eternamente.

Tu, ¿ atesoras instantes?

See you later. Babbupi's Mumm.







domingo, enero 25

Cositas frikis que me encantan: Muñecos Little Thinkers.

Últimamente dispongo de un poco más de tiempo para navegar, leer y todas esas cosas que hacía más de un año que no había podido hacer, y en una de esas me topé con un gran hallazgo.
Un hallazgo, que vislumbro poco novedoso, por el tiempo que llevo out, que me tiene un poco obsoleta, pero que para mi ha sido todo un descubrimiento.

Para despistados, faltos de tiempo y otras especies rarunas como yo, os dejo este resumen de mi "descubrimiento"

Se trata de unos peluches, cuanto menos curiosos, además de muy, muy interesantes en cuando al aprendizaje.

Son los Littlehinkers, unos muñecos que además de rellenos de guata, están metafóricamente rellenos de algo más importante: cerebro.
Simpáticos peluches que evocan las figuras de grandes pensadores, artistas y personajes relevantes de la historia.
Aprovechando la extraña atracción que sienten los peques por los peluches, normalmente muñecos que no sirven para nada, se han creado unos peluches que ésta vez si servirán para algo.
Acercar a nuestros enanos a la cultura en la más tierna infancia, desde la estética del muñeco.

Sin más os los presento, por que os vais a enamorar, y no miro a nadie.... eh frikis!!!




Un montón de personajes de los que podremos aprender jugando.

Hay algunos que están clavados fielmente a la estética del original.



Y se me ha ocurrido que con esto y un libro de respaldo podría ser un recurso excelente para acercar a nuestros pequeñajos a la historia. 

¿No os parece creativo y súper divertido trabajar con estas herramientas?






¿ O con estas?

LIBROS DEL ZORRO ROJO


¿ O estas otras?
Editorial Susaeta.




Los muñecos están a la venta en amazon y svoriginal y los libros los tenéis en La Casa del Libro.
Yo estoy deseosa de hacerme con unos y..... ¡¡¡que empiece el show!!!

See you later. Babbupi's Mumm.

jueves, enero 22

Nuevo concepto de Cafetería-Sandwichería

Estas navidades desde Deli&Cia me hicieron llegar un obsequio de lo más suculento.
Yo como blogger de pacotilla y con poco tiempo no he tenido ni un hueco para poder contaros que me pareció.
Pero como es de bien nacidos ser agradecidos os cuento un poco.

Primero os explico en que consiste Deli&Cia. Es una nueva marca de restauración de Áreas, que ofrece productos frescos y naturales, listos para llevar y consumir.
Podréis encontrar Deli&Cia en los principales aeropuertos españoles y los distinguiréis por su imagen urbana y su carácter práctico.

Todo esto llevaba nuestra cajita morada, que decir sobra que nos enamoró ya solo envoltorio. La caja que veis al fondo era una caja monerrima, grande  de cartón duro a la que le he encontrado muchísima utilidad.

Y todos estos productos rellenaban su interior.
Era todo tan bonito que daban ganas de comerse hasta la bolsa.
Además de llegar en unas fechas estupendas, elegidas al detalle,  en las que parece que cualquier elemento recibido gana puntos.


Los macarons son lo primero que probamos. Los que me conocéis bien sabéis de mi afición/vicio por cocinar... bueno cocinar... comer macarons.
Os diré que aunque su presentación nos llamó la atención, por que su foto decía cómeme, no son macarons reales, son más parecidos a una galleta. 
Así que si sois eruditos macaronianos encontraréis que cojean un poco. Pero por otro lado, y para la alegría de mis hijos que odian la almendra, encontraron una deliciosa galleta en forma de macarrón. Así que éxito en los peques 10/10.



Este fue mi favorito, se trataba de chips de tubérculos autóctonos de la Patagonia.
Ideales para acompañar una carne por su sabor intenso y delicioso. Abri el paquete y comerlos directamente es otra opción, aunque le quita un poco la gracia comerlo como si fuesen papas normales.



Sin duda el producto estrella de  fue esta bolsita. 
Snaks de maíz, sin más, pero los mejores que he comido. Vamos, que fue una pena que se acabasen enseguida.




Estas galletas no las probó más que el miembro de la familia que intercepta cada galleta de mantequilla que entra por la puerta de nuestro hogar, y ese fue Grommy, el cual dijo que además de bonitas estaban muy buenas.



En fin, que fue una estupenda manera de alegrarnos un poquito más la navidad.

Por si queréis saber un poco más de lo que encontraréis en el aeropuerto cuando el hambre os aceche os lo enseño por un agujerito.


Y con esto y un bizcocho me despido diciendo que aquí una catadora encantada de que le envíen cositas que ganan por el estómago.

See you later. Babbupi's Mumm.

sábado, enero 17

Las madres somos así.

Las madres somos así.

Somos capaces de hacer dos o más cosas a la vez, de  encontrar objetos extraviados a ojos no maternales, al grito de : como vaya yo y lo encuentreeee!!!!, y lo encuentras, vaya si lo encuentras.

Conocemos el sitio que tiene cada cosa en nuestro hogar: mami, ¿donde está mi pockemon?
En su sitioooo.

Lo vemos y lo sabemos todo, a veces hasta lo que no ha ocurrido todavía, y por supuesto  confirmamos lo acontecido y vaticinado con un: te lo dije.

Y entre muchas otras cosas que forman parte del perfil madre, también podéis comprobar que estamos pa allá.

Pero si algo nos caracteriza a las madres es que somos incoherentes.

Esterilizamos los biberones doscientas veces al día pero luego soplamos la sopa, besamos las heridas o utilizamos la regla de los tres segundos ( si se ha caído al suelo, pero ha estado en él menos de tres segundos se puede comer)

Limpiamos los mocos y nos da arcadas ver que un churumbel se acerca uno peligrosamente a la boca, pero limpiamos la cara sucia de nuestros retoñitos con los dedos y nuestras babas.

A veces al cambiar un pañal nos da un poquete de repelús, por que el regalito es especial de la casa, pero nos encanta hablar con nuestras amigas madres sobre el color textura y nº de las deposiciones de nuestro bebé.

Igualamos los decibelios de nuestra voz a los de la Caballe en pleno gorgorito, para comunicarles a nuestros pequeños que no chillen.

Tenemos la habilidad de hacer desaparecer aquella odiosa trompeta de sonido estridente que nosotras mismas compramos en el chino. O lo que es peor, volatilizamos el silbato pensando que nuestro mini Arturo Sandoval la eligió por su color y forma.

Decimos unos tacos como un carretero pero queremos lavar la boca con jabón a nuestros enanos si sueltan uno, por que en nuestra casa somos muy finos, oiga.

Abrigamos a nuestro baby en invierno hasta el punto de ser equitativo al muñeco de Michelin , que si se cae al suelo rebota, mientras nosotras vamos con chaquetita fina, pero eso si, moniiiiiisimas.
Les tocamos las manitas por si acaso va muy fresco el nene/a. Y por supuesto cuando le aparece el primer moco decimos: me chachis, eso es que ha cogido frío.

Empapuzamos a nuestros pequeñines con primero, segundo y postre para que " estén bien sanos", mientras nosotras cenamos una hoja de lechuga para estar "bien sanas"

Somos capaces de pasar del grito al beso, de la risa al llanto, de la histeria al Zen a la velocidad de un Ferrari.

Somos perfectamente imperfectas, muchas veces unas locas encantadoras, somos... Madres.

Pero... ¿ verdad que nos queréis igual?

See you later. Babbupi's Mumm.