miércoles, mayo 26

Una fantástica noticia.

Ayer leí en Las Provincias una noticia que me pareció fantástica.
Os la pego a contunuación para que la podáis leer y os cuelgo el video en facebook.

See you later. Babbupi's Mumm.

El hospital La Fe de Valencia inaugura el primer banco de leche materna de la Comunitat Valenciana

La leche materna es especialmente beneficiosa para bebés prematuros, con bajo peso o con distintas patologías

01.04.10 - 13:39 -

El hospital La Fe de Valencia cuenta con el primer banco de leche materna de la Comunitat Valenciana y el tercero de España, que permitirá que madres que están amamantando a sus bebés puedan donar de manera altruista su excedente de leche a otros recién nacidos que la necesiten y que puedan disfrutar de los beneficios para su salud que otorgan este alimento materno.
El conseller de Sanidad, Manuel Cervera, inauguró hoy este banco que, ubicado en los sótanos del pabellón infantil, supone un "avance más de la sanidad valenciana " y dar un servicio nuevo a los ciudadanos, "que hará mucho bien a niños prematuros y con problemas graves" al nacer, ya que la leche materna es "más natural y tiene muchas más cualidades de defensas y nutrientes".
Cervera, que explicó que las donaciones son altruistas y se realizan anónimamente, indicó que el banco de leche materna será "más amplio" en el nuevo Hospital La Fe y tendrá "más rapidez de actuación".
El objetivo de este proyecto es ofrecer de forma gratuita y bajo prescripción médica leche materna a los recién nacidos valecianos que lo necesiten, especialmente a los bebés prematuros, con retraso de crecimiento o distintas patologías. Y es que, según explicó la neonatóloga responsable del proyecto, María Gormaz, la leche materna donada tiene una serie de "beneficios demostrados", especialmente para bebés prematuros o de bajo peso, como el protegerles frente a complicaciones como la enterocolitis necrotizante, frente a enfermedades crónicas como la displasia broncopulmonar, o frente a infecciones. Además, dijo, esta leche "se tolera mejor".
El proceso de donación de leche para las madres que estén amamantando a sus bebés es sencillo. En primer lugar, las mamás que quieran donar tienen que acudir al banco para realizar una entrevista clínica y realizarse una analítica, y tras comprobar que todo está correcto, pueden comenzar a extraer su propia leche y almacenarla en frío para después trasladarla al banco.
Una vez las muestras llegan al banco, y para garantizar su seguridad microbiológica, se analizan, se someten a un tratamiento térmico mediante pasteurización y se congelan hasta su distribución. Esta leche donada se administrará posteriormente a los bebés que lo necesiten, aunque se priorizará a los bebés prematuros, con retraso de crecimiento, patologías digestivas, cardiopatías o inmunodeficiencias.
La leche extraída y congelada puede conservarse hasta tres meses "preservando al máximo sus nutrientes", indicó Gormaz, quien indicó que en el banco de La Fe no se mezclará leche de distintas donantes, sino que lo que ser hará es juntar leche de la misma mujer extraída en diferentes días.
La mayoría de madres que están amamantando satisfactoriamente a sus hijos pueden ser donantes de leche, ya que sólo es necesario que tengan una vida saludable, sin hábitos tóxicos ni consumo de tabaco, alcohol o drogas, que sigan una dieta normal "y que no padezcan determinadas enfermedades infecciosas que precisen medicamentos incompatibles con la lactancia", explicó Gormaz. MADRES.
Las madres que acuden al Hospital La Fe se mostraron encantadas con la iniciativa y con la posibilidad de poder donar para otras mujeres que no tengan leche o bebés que la necesiten. Es el caso de Rebeca Crespo, quien comentó que es "una suerte" que los bebés puedan mamar y que ella si tiene suficiente leche después de amamantar a sus mellizos, lo hará.
Para Rosa, la iniciativa es "estupenda", ya que para los niños prematuros la leche materna es "oro blanco", una sustancia "muy importante" para los bebés. Esta mujer comentó que tiene el congelador de casa "a rebosar" de leche, por lo que no tiene ningún problema en donar una parte.
El banco de leche de La Fe cuenta con tres congeladores con una capacidad para 750 litros en total, una nevera, una pasteurizadora, una campana de flujo laminar para la correcta manipulación del producto, un analizador de composición nutricional de la leche mediante espectometría de infrarrojos y material para la extracción y conservación de la leche, como extractores o biberones.
Por el momento, hay tres madres donantes, y se han recogido ocho litros, de los que cuatro ya están procesados y pendientes de los últimos resultados analíticos para poder ser distribuidos, según explicó la neonatóloga.

martes, mayo 11

La crisis de los dos años.

¿Es real esta crisis de los dos años?.

Es cierto que los niños a esta edad ya definen un poco más su personalidad y son mucho más independientes y capaces de decidir más cosas.
¡ Yo solito!, ¡Nooo!! etc...

Pero, ¿cuando decimos?: " Es que no para!!, Vaya mañanita!!!, etc.
Yo creo que cuando nosotros estamos más nerviosos.
Los niños, son niños con sus etapas de desarrollo y con sus cambios, quizás seamos nosotros los que no estemos preparados para ellos.

A veces, cuando pensamos que están mucho más insoportables, suele coincidir con cuando estamos más cansados y nos sentimos más absorbidos por nuestros pequeñajos.

Mamis y papis, pero especialmente las mamis, que siempre estamos pegaditas a ellos. Quizás si cuando necesitáramos un descanso nos lo diéramos, veríamos el tema desde otra perspectiva.
Los chiquitajos están siempre jugando y no comprenden que estés cansado y requieren la atención de igual modo y a veces no estamos 100% por la labor de jugar.

Mami, si necesitas un respiro, en la medida de lo posible, deja a tu pequeñajo con alguien de tu confianza y tómate el respiro. Dedícate el día, haz unas compras, vete a la pelu....
Verás como cuando vuelvas y veas a tu pequeñin tienes ganas de darle un achuchón y jugar con el.

En propia persona he vivido dos semanas terribles que achacaba a que mi niño, que era un angelito, se estaba poniendo insoportable. Y en realidad la insoportable era yo, la que no tenía ganas de nada era yo. No tenía ganas de jugar, y mi chiquitín que sí quería, no podía comprender que no estuviese jugando con el.

El problema no era mi niño, si no que yo estaba agotada y muy nerviosa. Ahora que me siento mucho mejor, gracias a unas vitaminas, que era lo que me hacía falta, he visto el tema de otro modo.

Hoy que me he levantado con una sonrisa en la cara y con ganas de jugar con mi chico, él milagrosamente se ha curado de la crisis y se ha portado tan bien como habitualmente suele hacerlo.

Hay que tener en cuenta que los niños tienen unos días buenos y otros no tanto, como cualquier persona. Por que ellos también lo son, aunque sean personas pequeñitas.

¿Será entonces real esta crisis de los dos años, o será como en mi caso, el sindrome de la maruja histérica?

No lo se, cada uno lo ve bajo su punto de vista y esta es solo una opinión personal.


See you later. Babbupi´s Muum