domingo, abril 29

Educar en el respeto.

Creemos que educamos en el respeto, pero la mayoría de la veces no es así.

‘This is your body’ (Picture: YouTube/Blue Seat Studios)

No por que no queramos o no sepamos, si no por que nuestra sociedad está lastrada por una gran mochila. 

Una mochila llena de ideas irrespetuosas, con los demás. 

Una mochila llena de la ley del más fuerte.

Una mochila llena de palabras que convierten en débil a quien no lo es mentalmente, pero que a fuerza de repetición, como una gota de agua en una tortura china, van calando y calando y convenciendo de no cuestionar.

Existe un arma para rasgar la mochila y que vaya perdiendo lastre y esa arma es el respeto.

La clave para un buen, futuro, un futuro sin machismos, sin violaciones, sin abusos a menores, sin bulling, sin tantas cosas horribles que hacen que esta sociedad se haya convertido literalmente y en todos sus ámbitos en una Mierda, con mayúsculas. ( perdonadme por las veces que voy a repetir Mierda en en este post, pero creo que es la palabra que lo puede explicar más gráfica mente)

Y hablamos de RESPETO, también con mayusculas, en las grandes cosas, pero es en las pequeñas donde se debe empezar a trabajar.

Los más pequeños ese RESPETO, con mayusculas ni siquiera no entienden. Hay que abordarlo en esencia, con las cosas sencillas.

Que de tan sencillas que son, y tan truncadas por el peso de la mochila, a veces se nos escapan.

Pero al hacerlo estamos enviando a nuestros hijos señales erróneas. 

Cada día, sin darnos cuenta, les estamos diciendo: TU CUERPO NO TE PERTENECE.

Les decimos que su cuerpo no les pertenece cuando:

- Dale un beso o un abrazo a esa señora que es la vecina, al tío,  a los abuelos... ( aunque no quieras, aunque no te apetezca, o aunque te de repelús que un extraño se acerque a tu cuerpo)

- Dame un beso en la puerta del cole, no puedes entrar sin darme un beso ( y si no me lo das, aunque tu no quieras, me enfado)

Aquí os dejo más info: Afecto forzado.

- Ponte la chaqueta o nos vamos del parque, o te metes en casa, o me enfado, o estás castigado.....
Nunca se nos ocurre decirles: Uff, que frío hace, menos mal que yo llevo chaqueta, ¿tu quieres tu chaqueta?

Está claro que si hace 0 grados no van a salir en bañador, y eso se les puede hacer entender o bien explicándoselo o dejando que noten el frío y decidan si quieren la chaqueta o no ( que seguro que la quieren)

- He hecho lentejas, cómetelas. 
Y nunca preguntamos ¨ ¿que te apetece?¨ antes de decidir el menú.
Del mismo modo que los adultos comemos lo que queremos o lo que se cocina en casa, si nos gusta a la mayoría, ellos deberían entrar en esa mayoría o decidir que quieren comer. 
El ejemplo siempre es la mejor opción.

- Acábate todo el plato.
Yo se lo que cabe en mi estómago, del mismo modo un niño tiene su propia sensación de saciedad, que va acorde a su edad, al tamaño de su estómago y su apetito, que evidentemente no es el mismo que el mío.


En el cole:
- No te levantes, estate quietecito y no molestes ( aunque se te haya dormido una pierna, aunque te duela el culo de tenerlo horas en la misma postura, aunque tengas unas ganas irrefrenables de salir corriendo)


- No puedes ir al baño ahora, haber ido a la hora del recreo. ( aunque te vaya a estallar la vejiga, aunque a la hora del recreo solo te hayas acordado de jugar, por que es el único ratito que te dejan en toda la mañana.

Yo me sorprendí de cuan alto es el punto de la anulación de la voluntad y decisión sobre sus cuerpos, cuando un día mi hijo pequeño en casa me preguntó:

- Mamá, ¿puedo ir a hacer caca ahora?
- Pero, ¿por que me preguntas esas cosas? Es tu cuerpo, tu sabrás. 

Me quedé tan atónita y tan horrorizada que me dieron hasta escalofríos.

¿Que mensaje les estamos enviando, sin quererlo?, ¿que e entienden ellos de todas estas cosas?: 
UNA PERSONA MÁS MAYOR, MÁS FUERTE Y MÁS AGRESIVA MANDA SOBRE MI CUERPO.

Y eso es una gran MIERDA.

A todas estas escenas cotidianas hay que añadir el peso patriarcal que arrastra nuestra mochila social, y que está creando un mundo desequilibrado y enfermo.

Por poneros un ejemplo:

En los niños:

- Venga machote, que tu  puedes, que eres un tiarrón.
- Venga levanta y no llores que tu eres un machote.
- Nenaza!!!
- A las niñas hay que darles besitos.

¿Que entienden ellos?
El hombre es el macho dominante, ser débil es de niñas, ser niñas es malo.

En las niñas:

- Ay!!! que guapa, si parece una princesa.
- No te ensucies el vestido que eres una señorita.
- No juegues con pistolas que eso es de chicos.
- Tu aquí a jugar tranquiliza que estás más guapa.

¿ Que entienden ellas?
La mujer tiene que ser un ser pasivo y sumiso, las cosas de más embergadura o riesgo las hacen los hombres por que tu no eres capaz, ser un jarrón es bueno.

Y esto es una gran MIERDA.

Como no quiero seguir enrollándome y una imagen vale más que mil palabras. Os dejo dos vídeos muy gráficos que podéis utilizar como recurso con vuestros peques:



O con algunos adultos que en su día no entendieron nada y siguen sin entenderlo:




Os dejo también un link de un maravilloso post de Mónica Archelergues, de Las Mamás de Con Peques en ZgZ, que tiene un montón de recursos que os van a resultar de gran ayuda:
Abusos sexuales. Cómo enseñar a los peques a respetar y a que les respeten.

Con el pasado solo podemos pelear, pero el futuro está en vuestras manos.

Eduquemos en el respeto.

















0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario!