martes, febrero 27

No todos los dibujos los carga el diablo.

Hablando con Pequete la otra noche......

Yo: Pequete, cuando tengas 20 años, ¿también vas a dormir con mamá?
Pequete: Si no estás muerta, claro.
Yo: Cuando tengas 20 años preferirás dormir con tus novias.
Pequete: Mamá, será con MI novia.
Yo: Bueno, a lo mejor tienes varias.
Pequete: No mamá, eso no acaba bien.
Yo: ¿ Porque?
Pequete: Por que las relaciones múltiples nunca acaban bien.
Yo: Y eso lo sabes, ¿poooorrr queeeeeeeee.......
Pequete: Por que lo he visto en Historias Corrientes, Mordecay estaba con Nube y con Margaret en la misma estancia y, uff... fue un agobio para todos.

Pues nada nenas, que los dibus de ahora no son tan malos como los pintan. Que os lo estoy diciendo siempre. Cuando oigo "cienes y cienes" de veces una frase ( que por cierto parece de viejas, eh.. ahí lo dejo): Vaya dibujos que hacen, los de antes, esos si que eran bonitos.


¿Peeerrdonnnaaaaa?

Si,cuando eramos pequeños, lo más ligth era Marco y su historia de abandono;  por que ya de Tom y Jerry.... o Mickey, Donald y sus ecuáces para que contar. Y ya si es el correcaminos y coyote.....





Podíamos aprender a ser unos cabroncetes....
Pero también podíamos quedarnos tocados para siempre y tener ganas de bajarnos de la vida de lo injusta y perra que es.


Le podemos ir sumando y sumando algunas que otras perlitas que nos han quedado ahí, en el subconsciente infantil, por los restos de los restos.

Pues oye, yo los veía y aquí estoy, normal.

Ya..... normal.

" la ansiedad se ha convertido en la enfermedad de nuestra era. Hoy vivimos en la España del Trankimazin.
Otras estadísticas con las que trabaja el Ministerio elevan la tasa en Europa hasta 70 millones de personas, el 18 %, más del doble que la de la depresión, y alertan de que una de cada cinco personas en España está en riesgo de tener mala salud mental. Según la última Encuesta Nacional de Salud, del año pasado, la ansiedad era el sexto problema de salud más recurrente (el quinto entre las mujeres y el noveno entre los hombres) y el primero de ellos no directamente físico"

Algo ( que no todo, ni mucho menos) de peso en la mochila (mochilón) emocional que arrastramos tiene que ver con estos dibujos, que fueron una parte de nuestra educación,

De Disney ya ni hablamos, ¿ no?



Creo que los dibujos actuales llevan intrínseca mucha más psicología de lo que pensamos.

El problema es que con nuestro estrés esencial huímos de "distracciones" que no nos interesan y evitamos sentarnos con nuestros peques a ver dibus, porque "nosotros tenemos muchas cosas que hacer"

¿Que muchas veces es cierto?, vale. ¿Que no los quieres ver por que no te da la gana?, vale.

¡¡¡No, no que los dibujos de ahora ni tienen valores, ni tienen na!!!, ¡¡¡que vaya los niños de ahora, que el rock and roll es la música del diablo!!!

Ah, nooooo, que eso último era lo que les decían a nuestros padres en el siglo pasado los suyos.... ahhhh

Pues eso, que no veais los dibujos de este siglo con los ojos del siglo pasado.
O al menos no juzgues sin conocimiento de causa.

Aquí os dejo algunos ejemplos y luego ya decidís lo de los dibujitos de nuestra infancia.... esos, esos que si que eran bonitos....

Bob Esponja, a pesar de que me parece el más tonto de los invertebrados poríferos,
Nos enseña perseverancia y positividad, entre otras virtudes.

No os perdáis una de sus canciones, que es un soplo de energía.



Con Hora de aventuras aprendemos a pensar por nosotros mismos, con sus dilemas morales, entre otras cosas.



Historias Corrientes, nos muestra el mundo adolescente muy de cerca, con sus aventuras y sus desventuras, sus problemillas, etc.
Siempre se arriesgan para salvar a uno de los suyos o a cualquiera que necesite ayuda. Nos enseña a ser valientes y mover el culo por el prójimo y no solo por uno mismo.




Y mis favoritos, El asombroso mundo de Gumball, donde el protagonista cuenta con un ego un poco alto, que le hace cometer errores pero su Pepito Grillo particular, Darwing, siempre lo lleva por el camino acertado.
Milesde puntos racionales, que brotan como solución a las locuras momentáneas, mostrando que hacer lo correcto tiene mucho mejores consecuencias.



El mundo de Gumball, presenta un mundo heterogéneo con personajes extremadamente dispares que conviven a la perfección a pesar de sus diferencias.

Os dejo una canción estupenda, por favor escuchadla hasta el final por que vale mucho la pena.




Ayyy, almas de cántaro.


0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario!