Ir al contenido principal

Cosas que me rondan: Libros infantiles para padres.

Al hilo de un post que compartió Una Mamá Bloguera esta mañana en Facebook: "5 Libros infantiles que a los adultos nos encantan", de repente he recordado algo que nos pasa al leer un libro en cuestión: Adivina cuanto te quiero.  

Intento leerles el libro una y otra vez, por lo mucho que me gusta, por lo que quiero transmitirles y siempre obtengo el mismo resultado:
" No nos leas ese libro", " Jolín mamá vaya rollo"... y otras lindezas semejantes que me hacen pensar en lo que me hacían sentir a mi de pequeña algunos libros.

Este cuento, utiliza un recurso con el que intenta un acercamiento al mundo infantil, el uso del " y yo más" que ellos practican en sus juegos, pretendiendo empatizar con los pequeños.
Que es una buena intentona, pero ellos no entienden lo que les quiere decir un libro que no tiene una historia, que no hay estructura lineal que es la que ellos esperan.

A los niños les gustan los colores vivos, las aventuras cortas que les acerquen a su propia historia por afinidad.
Les gusta el fútbol, los dinosaurios, las princesas, los súper héroes y todo aquello que despierte su imaginación.

Si lo que quieres es que amen la lectura, compra historias que les hagan soñar. Historias que les permitan adentrarse en un mundo lleno de de fantasía. Un libro con el que disfruten de cada palabra, de cada imagen...

Los niños no comprenden las estructuras concentricas con claridad, no comprenden los conceptos abstractos con precisión.

De modo que si quieres que adivinen cuanto les quieres, dales pistas:

Revuélcate con ellos en la arena del parque.

Haz la mejor de tus paradas cuando tu seas el portero y ellos el jugador.

Baila una danza húngara mientras luces, en su compañía, un precioso tutú lleno de brillantina.

Ríete a carcajadas con las broma más tonta que te gasten.

Disfruta del momento cómplice del " caca, culo, pedo, pis" compartiendo ese instante en el que la diversión hace saltar las lágrimas.

Y entonces, solo entonces comenzarán a " Adivinar cuanto les quieres"



Comentarios

Entradas populares de este blog

Sacos de dormir.

Pues si, me crecen los enanos, y Pequete ya no cabe dentro de su saquito, bueno de ninguno de ellos.

A su misma edad Grommy ya llevaba más de medio año durmiendo en la cama de mayores, por lo que estaba acostumbrado a dormir con el nórdico. Además  hacía muchísisisimo más frío que ahora por lo que teníamos la calefacción " a todo piñote" como decimos en mi casa ( es que somos muy finos, oiga) y en caso que se destapase no había problema.

Ahora duermen los dos en la misma habitación y Pequete acaba de pasar oficialmente a la cama de mayores. La cuna será desmantelada este finde, snifff, pena infinita

Pensábamos que ya no íbamos a requerir más los servicios del saco de dormir y le dejaríamos el nórdico, pero.... craso error; Pequete se mueve más que una anguila ( teníamos que haberlo presupuesto por las patadas ninja que practicaba durante el colecho y por encontrarlo a veces con la cabeza en los pies de la cuna y el culo en pompa cuando paso al cuarto de Grommy)

Así que nos l…

Cunas colecho.

Siempre he querido hacer este post, por que yo se lo que padecemos las mamis cuando somos primerizas.

En mi post de colecho os contaba por que acabamos metiendo al bebé en nuestra cama.
Y es que nosotros tuvimos una minicuna heredada de mi hermano; por cierto muy bien amortizada, por que ha pasado por 6 bebés y sigue impecable.

Era de este tipo:


La verdad es que nos vino muy bien para llevar al bebé allá donde estuviésemos nosotros durante el día. Pero por la noche, al tener los laterales de tela, no veía al bebé y me pasaba las noches en vela aunque el bebé no dijese ni mú.
No compramos una cuna colecho por que me sabía mal, gastarme el dinero estando esta tan nueva. Aunque continuó nueva ya que Grommy acabó en nuestra cama para poder dormir todos tranquilos.

Si tienes que comprar cuna y quieres tener a tu bebé al alcance de la mano; por que te da miedo chafarlo los primeros días, o por que prefieres que cada uno disponga de su espació. Aquí os dejo algunos modelos de los que existen…

La mascota del cole.

Se acaba el colegio y antes de que empiece el siguiente curso convocan las reuniones para el siguientepresentar a la profesora y explicar un poco como será su método de trabajo, etc.

La reunión de Pequete fue hace escasamente una semana. A la profesora que impartirá sus clases ya la conocía, por que es la misma que fuera la de Grommy en su primer año. En este caso se encontraba de baja y la impartió la profe de Grommy de este pasado curso. 
Se hablo de muchas cosas y entre ellas del proyecto que llevará un perrito como mascota.

Explicaron para las mamás que escolarizaban por primera vez en que consiste el tema mascota.
La mascota del cole es el personaje que aparece en los libros del proyecto que llevan ese año escolar, en este caso en forma de peluche.
Este peluche, acompaña cada viernes a un niño de la clase, para que pase con el el fin de semana.
En caso de que la mascota vaya acompañada de libro viajero, se plasmará allí un poco de la historia vivida con el bichillo en cuestión o…