miércoles, julio 8

Bodorriol 50 o como organizar un 50 aniversario en tiempo récord.

Pasamos a cosas más superfluas, que al final son las que interesan por estos lares.
No nos gusta complicarnos la vida demasiado y leer irrelevancias nos da, a veces, el respiro que necesitamos.
Así que hoy os voy a contar como organicé el 50 aniversario de mis padres.

Mis padres, despistados para fechas importantes donde los haya ( con razón he salido igual), pensaban que su aniversario era el año que viene, pero de pronto a mi sr. Don padre se le iluminó la bombilla, consultó el libro de familia y: ... oh, sorpresa! el aniversario sería en un mes escaso.

Así que, rauda y veloz, comencé a gestionar tramites y detalles.

Que decir tiene que un aniversario para unas 50 personas, lo organizas en un par de semanas si estás ocupada, 4 días si no lo estás.

Primero busqué restaurantes, que era el paso primordial.
Nos gusta realizar nuestras celebraciones en hoteles, ya que siempre hemos quedado muy contentos con el resultado.
Tienen el nivel, la logística y  la infraestructura necesaria para ello. Es un acierto seguro.
Elegimos el Hotel NH Las Artes, por que su trato y su cocina no tienen parangón.

Una vez resuelto el restaurante, el resto estaba rodado.

Ya que mi idea inicial de preparar algo al aire libre relacionado con el mar y la vela, se escapaba del presupuesto, decidí que al menos hubiesen detalles " cuquis" en la ceremonia.


Primero preparé las invitaciones. Pensé como es un 50 aniversario y a estas alturas todos tenemos nuestros achaques que mejor que.....




Enviadas las invitaciones había que preparar los detalles.

Como yo soy muy práctica y no me gustan los trastos pensé en algo que los invitados no fueran a archivar en la P ( de papelera) nada más llegar a casa.

Vino para los señores. Cuya etiqueta realicé con el sello de la carvadora "más mejor" del reino Sweet Carving ( Gracias siempre Patri).
Elegimos un vino valenciano, que en casa nos encanta, Hoya de Cadenas Reserva Privada; que también celebraban su 50 aniversario (¿ casualidad? nooooo, lo buscamos a proposito)


Y para las mujeres (hartas de recibir en bodas, bautizos y comuniones abanicos, figuritas u otras cosas insulsas a demás de banales) pensé que tendría que ser algo útil, original y que no fuese un trasto más.
Un botecito monerrimo de Té de jazmín; delicioso a la vez que cuqui.


En la etiqueta del bote, además del logo del bodorriol, un mensajito cosecha propia, que os transcribo para los miopes como yo: "Te de Jazzmin. No es lo mismo te quiero que quiero té, pero sabe igual de bien" ( Una soberbia tontería, que esbozó una sonrisa en las invitadas)

La madrina de la boda, quiso ejercer de tal 50 años después; y puso su granito de arena con una de las cosas que mejor se le da, para completar el detalle de las mujeres. Tejido con sus manitas, agarradores de ganchillo.



Encargue la tarta a una repostera de excepción Tu tarta más divertidaRepetimos con la misma artista, ya que en el cumple de Pequete nos conquistó, no solo por su arte repostero si no por sus sabores. 
Esta vez algo más clásico, ya que a mi Sr. Don Padre no le gusta el fondant ( y... ¿ os digo un secreto?, a mi tampoco), de modo que elegimos una tarta San Marcos. 




Después de la tarta, llego la hora del discurso. Para ello organicé un grupo de Whatsup con mis hermanos.  (Para algo tenía que servir el whatsup además de para hacer el chorra)
Se me ocurrió que pensásemos entre todos 50 cosas que nos ha aportado esa cifra, y con " esa cifra" me refiero a 50 cosas que hemos aprendido junto a ellos, recuerdos, etc.

No os lo voy a transcribir todo pero....

" Sabéis  ese tango que dice: 20 años no es nada... y 50 para que te cuento?.... o... algo así.

50 es un número bonito, es la mitad de algo, el 50% de un todo...

Pero ahora os vamos a contar por qué nos gusta ese número y lo que nos ha aportado"

( En ese momento sacamos el líbro 50 Sombras de Grey, como guiño, y de ahí sacamos el folio del discurso)

Os diré que el discurso molaba mucho, pero como son nuestros recuerdos no lo entenderíais. 
Solo comentaros que cada una de estas enseñanzas eran más o menos así:

"1.  Cultura......
  2.  Amor por la naturaleza...
  3.  Supervivencia....
  4.  Reflejos....
  5.  Equilibrio: Saltando siempre de sofá en sofá y trepando por los muebles. ( Moraleja: A veces hay que andar a dando saltos y trepar a lo más alto, si quieres alcanzar tus sueños)...."

Los Sres. Padres se emocionaron, pero poquitito, que ellos no son muy de mostrar emociones, jijiji.

Y a continuación el libro de firmas, con el que repetí el árbol de la vida. Esta vez enmarcado.
¿ Os he dicho que Pinterest es una mina? Pues eso.




Y poco más.... Unos poquitos detalles, algo de robar ratitos al tiempo y muchas ganas de hacer malabares.
Fue una cosita sencilla, pero con la que yo disfruté tanto en la preparación como en el resultado.
En las bodas de platino más y mejor. 

See you later. Babbupi's Mumm.






0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario!