miércoles, enero 29

Mis hijos me echan de más.

Hoy ha sido un día de esos ajetreados, en los que parece que por mucho que corras no llegas a ningún sitio a tiempo.

La carrera inicial ha sido esta mañana antes del cole, seguida por la de "vete zumbando a la reunión" Como siempre, una que no está acostumbrada ya a estos menesteres y se organiza como el culo, ha tenido que tirar mano de terceros.

Terminada la reunión me he dado cuenta de que aunque hubiese querido imitar a Carl Lewis en sus tiempos mozos, por mucho que esprintara al bajar del metro camino del cole, no llegaba ni de coña a por los churumbeles.

De modo que he llamado a la profe y le he dicho que los dejaba a comer. Allí me he quedado yo con un nudo en el estómago por que mis pequeñitos se iban a quedar en el colegio hasta las cinco de la tarde.
Ayyyy, pobrecitos mios tantas horas encerrados, ayyyy que dolor tanto tiempo sin ver a su mami, acostumbrados como están a no despegarse de mi ni con espátula.
¿ Cuanto habría llorado Pequete?, al ver que su madre, esa que esta mañana le ha dicho, "no te quedes triste, mamá vuelve luego a por ti, tu sabes que siempre vuelvo", no volvía.
Ayyy, que pena más grande y que dolor de corazón.

Y los he recogido con miedo, miedo a una mirada castigadora, a un reproche, a una cara de pena y abandono.
He puesto de escudo a papilín, que hoy tenía la tarde libre, para que la bronca fuese menor, pero al verme....
"¡Mamiiiiiiii!!!!" Una cara de alegría, unas sonrisas, un buen rollo, a mis ojos inexplicable, pero que me ha hecho resoplar de alivio.

Sorpresivamente, esta tarde no he tenido ninguna bronca con ellos, nos hemos divertido, hemos compartido una tarde en familia de lo más distendida y animada.

Y en esas yo me pregunto: ¿no será que mis hijos me echan de más?

See you later. Babbupi's mimm.

13 comentarios:

  1. Jajajaja eso es como dice mi maridín...es dejar tiempo a echarnos de menos...jijiji Pobre...si al final lo has pasado tú peor que ellos, no? pues ya sabes...una vez a la semana comedor que te crío!! jajajaja ;)

    ResponderEliminar
  2. Jejeje. Para ellos debe haber sido una aventura, mujer!
    No te preocupes, no creo que te vayan a echar nunca de más (al menos hasta que sean unos adolescentes hormonados...) ;-)

    ResponderEliminar
  3. El sábado te echaron de más también, ¿no? jajaja. Prueba a dejarlos toda una semana a ver... Oye o igual les gusta! Para ellos es una juerga. Yo me acuerdo que disfrutaba como la enana que era cuando me quedaba a comedor, era como woooow recreo sin fin jajajaja.
    Estos niños siempre nos sorprenden y nosotras siempre estamos con el nudo en el estómago por el "ay".. siempre el "ay".. o el "y si..." En fin!
    A ver si poco a poco vamos con más relax. Yo a estas horas y aún estoy sin el pijama puesto #horror. Como tu has dicho en el Facebook en la imagen compartida, el trabajo nunca se acaba... jajajaja

    ResponderEliminar
  4. qué ricos son los jennitos! y si son independientes, mejor, no? ^^

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, pues... No sé, pero dejarlos al comedor se sale de la rutina, con lo que siempre es un aliciente. ;)

    ResponderEliminar
  6. Seguro que te echaron mucho de menos, pero piensa que estarían distraídos y cualquier pensamiento sobre mami que les viniera en mente, haría que fuera fugaz…
    Así que no te entristezcas, ok? Se hace raro cuando cambias un día de su rutina, y estás mas horas sin ellos, las ganas de ellos al verte se multiplican en sonrisas, y en nosotras también. Y hace que después la tarde sea mas amena, porqué tu les has echado de menos también, y tienes ganas de aprovechar al máximo las horas antes de acostarles.
    Yo dejo a Leo a comer, cada día hace de 9 a 17h y hay dos días que sale a las 18'15h porque hace extraescolar… y la verdad que cuando le recojo siento que han sido días, aunque él muchas veces me recibe cabreado jajajajaja

    ResponderEliminar
  7. Hola Jenni.
    Justamente nosotros ayer también tuvimos que dejar al peque en el comedor de la guarde y nos dijeron que estuvo perfectamente ¡si se echó la siesta y todo! que en casa no hay manera. Luego al recogerlo nos contaba en su idioma lo bien que lo había pasado. Al parecer, como es algo que se sale de la rutina, lo disfrutan mucho y no nos echan mucho de menos. Lo pasamos peor nosotros, yo estaba en el trabajo pensando todo el rato en como estaría mi peque, jejeje

    ResponderEliminar
  8. Jajajajajajajaj, Estos enanos que rapido crecen, ellos preparados para enfrentarse a 8 horas sin nosotras y encima divertirse y nosotras sufriendo....

    ResponderEliminar
  9. Hay veces que vale más tiempo con ellos de calidad que de cantidad. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Seguro que te echaron de menos, pero si nunca se quedan en el comedor lo habrán vivido como una experiencia nueva y estarían encantadísimos.

    ResponderEliminar
  11. Si es que al final se distraen con cualquier cosa y cuanto peor lo pasamos nosotras mejor parece que lo pasan ellis. Así tenemos doble trauma!

    ResponderEliminar
  12. yo no me quedaba al comedor y recuerdo que, cuando un par de veces me tuve que quedar, lo viví como una aventura :D

    ResponderEliminar
  13. Qué guapísimos son Jenni!!! Y tienes razón en eso...nos angustiamos más de la cuenta y seguro se lo pasan genial con sus amiguitos; pero te entiendo pues a mí me pasa igual.Yo quisiera pornerle a mi hijo mayor un chip o una cámara incorporada para ver qué hace en cada momento!!! Q mal lo voy a pasar cuando salga de noche,pffff!!!

    Besetes corazón

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!