Ir al contenido principal

Pequete y la fruta.

 En el 5º mes de vida de Pequete, mes en que se introducen las papillas de frutas en la dieta de los bebés de biberón,  nos preparamos para su primera papilla frutal cámara en mano. 
A sabiendas, por previa experiencia, que la primera vez siempre es un show de caras de asquete graciosísimas.

Efectivamente ocurrió lo que pensábamos; una cucharada, cara de Pequete de " pero que mierda es esto", dos cucharaditas y poco más toleró.
Creíamos que las siguientes veces la cosa sería una progresión positiva, pero... MECK!!! craso error. 
A pesar de introducir manzana, pera, naranja, etc,como recomendó el pediatra, y de continuar con directrices pedíatricas, ir probando combinaciones diferentes (frutas por separado y cuando se pudo añadiendo galleta en la papilla, etc)
A pesar de intentar darle la fruta a trocitos, de intentar que la chupase, de ir ofreciéndosela periódicamente, que la oliese, etc; que Pequete comiese fruta ha resultado misión imposible hasta ahora.

Yo nunca he obligado a mis hijos a comer nada que no quisieran, siempre lo he ofrecido y si no les gusta, a otra cosa mariposa. 

Como ex niña mala comedora, se lo angustiosa que puede llegar a ser la hora de la comida si es por obligación. 

Alimentarse, además de ser fundamental debe de ser un placer; ahí lo dejo ;-)

Pero tiempo después de ponerle fruta para almorzar, los miércoles (día de la fruta en el cole), y sus galletas de "porsi" (por sí no la quiere, vamos que fijo q no la quería); aparece una maravillosa profesora con una idea genial: vamos a jugar a comer fruta. 

Profe: - Corred entrad en la cocina y coged unas manzanas.
Pequete: - A mi no me gusta la fruta, pero ¿ puedo entrar yo también?
Profe: ¡Claro!

Y e aquí el resultado:




Tras oler, tocar, probar como le hemos enseñado en casa, él mismo ha decidido cuando y que fruta comer. 
Estoy súper contenta de haber respetado su ritmo. 
Y vosotros, ¿respetáis sus ritmos también en alimentación?
See you later. Babbupi's Mumm

Comentarios

  1. La verdad que en el sentido de la comida...mi hijo es un tragón y le gusta todo, me acuerdo de su primera papilla de fruta...al principio puso cara rara así sacando su lenguita hacia afuera, como lo hacen los bebés y pero al tio no le disgustaba. Pero en otros temas tengo mi lucha... ;-) Enhorabuena! ha sido una idea genial. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Yo con la fruta no he tenido problema porque a mi hija le encanta, pero tampoco la obligo a comer nada que no le guste y respeto su ritmo también :)

    ResponderEliminar
  3. Toma ya Pequete que se ha lanzado a por la manzana! Si al final todo llega. Un beso

    ResponderEliminar
  4. me alegra que a su ritmo hayais conseguido que le guste! En casa nos peleamos por la fruta los 3 :) Y a veces me parece que nosotros ejercemos una influencia enorme sin darnos cuenta sobre la peque. Porque cuanto mas rica esta la pieza de fruta que me estoy comiendo y mas la estoy saboreando, tengo comprobado que mas rapido viene la peque a decirme que le de un trozo :) Un beso y buen finde!

    ResponderEliminar
  5. Es lo mejor, ofrecer pero si rechaza esperar a que llegue el momento. Es cierto que a veces el rechazo es por puro gusto de decir no quiero eso y no porque realmente no guste pero, ¿a que nosotros cuando no nos apetece comer algo tampoco lo hacemos? pos eso. Ole por pequete!!!

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena! Mis hijas adoran la fruta desde bien pequeñas, y el miércoles también es el dia de la fruta en cole y guarde. Creo que son buenas comedoras y comen sin necesidad de meterles caña. Yo también era una mala niña comedora.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario!

Entradas populares de este blog

Sacos de dormir.

Pues si, me crecen los enanos, y Pequete ya no cabe dentro de su saquito, bueno de ninguno de ellos.

A su misma edad Grommy ya llevaba más de medio año durmiendo en la cama de mayores, por lo que estaba acostumbrado a dormir con el nórdico. Además  hacía muchísisisimo más frío que ahora por lo que teníamos la calefacción " a todo piñote" como decimos en mi casa ( es que somos muy finos, oiga) y en caso que se destapase no había problema.

Ahora duermen los dos en la misma habitación y Pequete acaba de pasar oficialmente a la cama de mayores. La cuna será desmantelada este finde, snifff, pena infinita

Pensábamos que ya no íbamos a requerir más los servicios del saco de dormir y le dejaríamos el nórdico, pero.... craso error; Pequete se mueve más que una anguila ( teníamos que haberlo presupuesto por las patadas ninja que practicaba durante el colecho y por encontrarlo a veces con la cabeza en los pies de la cuna y el culo en pompa cuando paso al cuarto de Grommy)

Así que nos l…

Cunas colecho.

Siempre he querido hacer este post, por que yo se lo que padecemos las mamis cuando somos primerizas.

En mi post de colecho os contaba por que acabamos metiendo al bebé en nuestra cama.
Y es que nosotros tuvimos una minicuna heredada de mi hermano; por cierto muy bien amortizada, por que ha pasado por 6 bebés y sigue impecable.

Era de este tipo:


La verdad es que nos vino muy bien para llevar al bebé allá donde estuviésemos nosotros durante el día. Pero por la noche, al tener los laterales de tela, no veía al bebé y me pasaba las noches en vela aunque el bebé no dijese ni mú.
No compramos una cuna colecho por que me sabía mal, gastarme el dinero estando esta tan nueva. Aunque continuó nueva ya que Grommy acabó en nuestra cama para poder dormir todos tranquilos.

Si tienes que comprar cuna y quieres tener a tu bebé al alcance de la mano; por que te da miedo chafarlo los primeros días, o por que prefieres que cada uno disponga de su espació. Aquí os dejo algunos modelos de los que existen…

Miércoles Mudo 54. Al coleeeeeee!!!