domingo, octubre 27

¿Como gestionar las emociones?…. las mías

Al hilo de la lectura de un post de Mamáquesabe, sobre las rabietas, retomo una idea que continuamente ronda mi cabeza y de la que ya os hablé en ocasiones anteriores: las rabietas, pero las mías no las de los nanos.

Cualquiera que haya leído a Rosa Jové, a Carlos Gonzalez o a cualquier autor preocupado por el bienestar de las familias o haya vivido rodeado de niños, con el sistema ensayo/error,  conoce más o menos los puntos a seguir para lidiar una rabieta en un niño.

Pero en mi caso, no se si por inmadurez ( probablemente), soy yo la que no se gestionar mis propias emociones.

No se si me explico; independientemente del día que tengan los niños, sea un día bueno o enrabiado ( que son muchos estos últimos), si yo estoy bien, lidio la rabieta más fiera sin despeinarme.

Pero si yo estoy cansada, enferma, hormonal, algo me frustra, etc, el más mínimo detonante hace saltar a la bestia y nuestro día ya pasa a ser declarado "día de mierda".

Y sí, es por mi culpa, por que ellos son niños y es el adulto el que tiene que saber resolver las situaciones. Al parecer, aparcando a un lado sus propios sentimientos.

Pero que queréis que os diga, yo no se.
Soy una persona muy pasional, si estoy triste, estoy súmamente triste, si estoy contenta estoy que me salgo, si estoy cansada estoy que quiero morir, si estoy pletórica me salen chiribitas de los ojos.
Lo cual produce que, si estoy enfadada, lo estoy y no puedo ni quiero reprimirlo.

No soy buena actriz, no soy persona de tener el corazón hecho trizas pero cruzarme con un conocido y regalarle una sonrisa, por que esa sonrisa no está en mi, en ese momento.

Suelo caer mal a la gente por eso mismo, por que soy tan transparente que no se mostrar lo que no siento.

Y esto repercute en la educación de mis hijos, ya que si en ese momento me enfado con ellos, no puedo guardarme el enfado e ir a gritar a una habitación sola.

Si me he enfadado con ellos, tengo necesidad que expresar enfado ipso facto y no quiero esconderme. Me da igual que me pille por la calle que en casa, me da igual que me oigan los vecinos chillar, si estoy enfadada, lo estoy y punto.

Siempre hablamos de ponernos en el lugar del otro, y es por eso mismo que no comprendo que no se debe decir los niños no se llora, por que es normal sentirse afligido o sentir tristeza o pena, pero si se les dice a las madres no se llora y apáñate con lo que sientas por que esta muy feo cara al publico estar enfadada, rabiosa o irascible.

Sí, sí, lo se seguramente necesite unas clases de inteligencia emocional, o seguramente es que mi síndrome de Peter Pan hace de las suyas.

See you later. Babbupi's Mumm




7 comentarios:

  1. Vaya!! Me siento muy identificada yo soy igual..este como este aunque no quiera que se me note mi cara lo dice todo..y que quieres que te diga me encanta ser asi sincera y transparente..no cortarme a la hora de decir algo clarito..mil besos guapa

    ResponderEliminar
  2. No, los cursos de inteligencia emocional, no te enseñan a ser hipócrita, eso va con las personas. Te enseña a reconocer tus emociones y no sentirte secuestrada x la amigdala...Osea q si quieres expresar tu emoción, sea pq quieres y no pq te de
    un arrebato.
    Lamento llamar a las cosas x su nombre, pero yo tampoco se ser hipócrita, debe ser genético jejeje

    ResponderEliminar
  3. Claro.. se nos enseña a reprimirnos como una buena forma de enfrentar problemas, pero siempre en algún momento esa bomba estalla. Creo que uno debe saber reconocer sus emociones y cual fue su causa, pero nadie sabe cual es la medida en expresarse para no pasar de ser una exagerada a una reprimida.

    ResponderEliminar
  4. A mi me pasa igual pero enseguida me arrepiento de ser tan "loba"...
    Pero si me tocan el interruptor del enfado como digo yo, la luz se enciende y no hay nada que hacer...

    ResponderEliminar
  5. Me he sentido taaaan identificada con tu post, me pasa exactamente igual, soy incapaz de no mostrar mis sentimientos, soy muy pasional que me dice mi madre xD Qué le vamos a hacer, somos así y creo que eso lejos de ser malo es muy bueno :)

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  6. Amiga!!! Creo que sabes por publicaciones lo bien que te entiendo.. me identifico completamente con tus letras. Sí te animo a intentarlo, es DIFICILÍSIMO cuando nuestra forma de ser es así, pero cuando una sola vez consigues llegar a ese autocontrol la satisfacción personal es muy grande y te anima a seguir intentándolo, aunque fracases mil veces más. Como biiien has dicho es un problema nuestro, de no saber gestionar y canalizar nuestras emociones y ese trabajo sóloo podemos lograrlo nosotras. Mil besos y ánimo!!!

    ResponderEliminar
  7. Jo, guapa, te entiendo muchísimo porque a mí un vez me pasó lo mismo... sabes eso de sentirte genial, y al contacto de algo externo hundirte? Yo no sé si fueron mis años de estar perdida los que me hacían vivir así... no lo sé, sinceramente. Solo sé que una vez estuve tan perdida, que a raíz de tener a mi hijo mayor y reflexionar mucho, me dije que por su bien no podía seguir así... Con lo que me limité a trabajar en mi misma para que solo me tocara lo bueno de fuera. Y a raíz de trabajarlo creo que ahora me sale solo mi happyflower. Antes era un trabajo personal, ahora mi forma de vida. A veces me apaga lo externo, pero intento ver lo bueno, y si no lo consigo me aparto... En fin, que al principio fue supervivencia y ahora vida.
    Solo tienes que empezar a escucharte y querer siempre esa genialidad que tienes cuando te sientes bien... Yo cuando te veo en fotos o veo a tus hijos veo una familia bella, seguro que como todas con sus momentos, pero si eliges recordar solo lo que te hace feliz, verás que pronto recuerdas todo, porque aún en los momentos malos puedes ver lo genial que tienes alrededor. Un abrazo! ♥

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!