jueves, septiembre 12

No te alejes de mamá, no te vaya a llevar un señor malo...

Soy miedica, exageradamente miedica, extremadamente miedica.
Tengo un instinto te protección excesivo, casi enfermizo.

Es el mismo instinto de protección el que hizo que no soltase a Grommy de la mano hasta los 18 meses ( cuando él era perfectamente capaz de andar, ya que jugaba al fútbol de pie desde los seis meses, cogido claro :-)), el que me hace temer que mis hijos caminen a más de 10 m de mi persona.
Ilustración Michel Casado.

Tengo miedo a que corran sin control, obviando los garajes que tienen acceso a través de las aceras. Tengo miedo a que salten en las camas por si se caen de cabeza, que suban a sitios peligrosos...
Pero si hay algo a lo que tengo un miedo atroz es a que alguien se lleve a mis polluelos. 
Lejos de mi solos sin protección, abandonados a su suerte a manos de un desaprensivo.

Y es por eso, que desde que medio tienen uso de razón, más o menos sobre los 14 meses, les voy advirtiendo de los extraños; de que hay gente buena, pero que también hay gente mala que le gusta llevarse a los niños para hacerles daño, por que son unos enfermos.

Cuando echan a correr y giran una esquina a la que yo no he llegado aun, me planto allí a la velocidad de un Ferrari.
De repente me convierto en esa madre/ maruja que siempreee les da la barrila, con la cantinela:
"Nunca, y he dicho nunca, giréis una esquina por que mamá no os ve y por el otro lado puede haber un señor malo que os quiera llevar. Si va en un coche y os carga allí y a mi no me da tiempo ni a chillar vuestro nombre. ¿Y entonces que hace mamá, se queda sin niños?

Si, lo se, soy un poco agorera, y les meto el miedo en el cuerpo, pero que queréis que os diga, son míos, solo míos, mis tesoros ( léase la frase imaginándome con cara de Gollum)


En muestro hogar utilizamos las siguientes recomendaciones:

1. Si veis a un señor con mala pinta alejaos. Aunque a veces las apariencias engañan, mas vale prevenir que curar.

2. Nunca giréis una esquina saliendo del campo de visión de mamá, por que el un sr. malo se os puede llevar.

3. Si un extraño os habla y os quiere convencer de que vayáis con él corred hacia otro lado. Da igual que os llame por vuestro nombre, que diga que conoce a papa o a mamá o a cualquier miembro de la familia, jamás aceptéis marcharos con él.

4. Si alguien conocido tiene que recogeros del cole, mamá os habrá avisado a vosotros y al colé,  primero, para que sepáis quien os recogerá. Si no puedo avisaros a vosotros de antemano, avisaré al cole y les diré que os digan que mamá ha dado la orden.

5. Si hacéis pis en la calle no os bajéis los pantalones hasta los tobillos, intentad ser lo más discretos posible.

6. En caso de que alguien os agarre gritad muy fuerte: Socorro se me lleva un extrañooooo!!! 
Por recomendación de un amigo hago un inciso aquí, ante la pasividad de la gente es mejor gritar FUEGO. La próxima vez que se lo recuerde a los enanos les haré incapié en esto último.

Con Grommy lo tengo más fácil por que es desconfiado como su madre.
En esas ocasiones que le da por salir corriendo y girar la esquina ( para hacerse el mayor ) le entra el canguelo extreme y vuelve corriendo hacia mi, como alma que lleva el diablo, al cruzarse con cualquier viandante que pase demasiado cerca.
Miedoso como su madre, hasta el punto que un día mi sobrino nos vio de lejos, al llegar a nuestra altura le tocó con los dedos en la cintura para hacerle cosquillas y el pobre dio un salto, un grito y empezó a llorar como un poseso.
En vez de decirle únicamente que no pasaba nada por que era mi sobrino que le había hecho una broma, añadí también un "me ha gustado tu comportamiento, por que igual que era un amigo podía haber sido un sr. malo"

Pequete va más a su bola, y es con él con el que tenía más miedo. Pero a medida que se va haciendo mayor y va comprendiendo las recomendaciones que le damos sobre los extraños, se va concienciando y se va volviendo mucho más prudente.

Si un día os cruzáis con mis hijos y les decís algo, igual os parecen un poco ariscos, y pensaréis: " que niños más antipáticos; pero tened en cuenta que no os conocen y es lo normal, o debería ser lo normal.

No debería ser necesario hacer campañas para removernos las conciencias de vez en cuando, la seguridad de nuestros hijos es nuestra responsabilidad desde su nacimiento, y lo tendríamos que tener siempre presente.

Este tema me va a dar para mucho así que habrá segunda parte en breve.

Por hoy me voy despidiendo con una frase que mi hermana siempre les dice a sus hijos aun hoy a sus veintipico años; y sus hijos a ella cuando es ella la que se va:
"No hables con extraños y si  te dan un caramelo no lo "acektes" ( aceptar en idioma hermanil)









9 comentarios:

  1. Yo tengo el mismo instinto de protección, pero no me parece exagerado sino normal tenerlo.
    Mi problema es que mi hija mayor a la mínima tiene pesadillas y no sé cómo hablarle de la gente mala que se lleva niños sin causarle pesadillas, que no sería la primera vez.

    ResponderEliminar
  2. Ay... Ayer me dió un vuelco el corazón con el post de Orquídea... Qué incauta he sido hasta ahora y qué confiada...

    Hay que concienciarles de los peligros, sin ser alarmistas, pero dándoles mucha información.

    Un besazo guapisisisimisima!!! Feliz fin de semana cielo!

    ResponderEliminar
  3. A mi me da horror. Hoy la cocinera de la guardería le ha dicho a Joel: ¿quieres una galleta? vente conmigo que te la doy. La había visto dos veces, pero Joel se ha ido tan pancho, dejando a mamá y a la profesora allí plantadas. Joooo, tengo que empezar a explicárselo pero ya.

    ResponderEliminar
  4. Pues hermosas, hay que ponerse al lío, nunca son demasiado pequeños. Como dice mi padre: desde pequeñito se endereza el arbolito.

    ResponderEliminar
  5. Ays yo creo que tambien tengo por ahi un post explicando ese miedo tan enfermizo... es más, los primeros meses de guarderia iba 15 minutos antes para estar la primera y coger a mi hija cuanto antes y no pasar por el batiburrillo de gente...

    Muy buenas recomendaciones que sin duda aplicaré :)

    ResponderEliminar
  6. muy buenos consejos... uuuff se me pone la piel de gallina de solo pensarlo..... besitos

    ResponderEliminar
  7. Yo sin ser miedica cuando pierdo 5 segundos de vista a Javi me entran todos los males, aún no he hablado sobre el tema de no irse con extraños, la verdad es que no sé cómo exponer el tema, quiero que lo entienda pero no que se atemorice... en fin, que no tengo ni puñetera idea de como explicarselo. Un besote

    ResponderEliminar
  8. pues yo creo que haces bien. en cuanto víctor se entere posiblemente aplique las mismas reglas.
    un beso

    ResponderEliminar
  9. A mi este tema tambien me pone los pelos de punta, y mas cada vez que veo las terribles noticias, sucesos... que ultimamente tanto suceden. Y eso que aqui en Viena la gente es muy tranquila con este tema, a veces me alucina lo tranquilos que pueden llegar a ser. Yo tambien es algo que tengo muy presente. Un beso y buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!