domingo, septiembre 29

150 palabras: Tan diferentes... tan iguales.






Ser un pepino no era fácil en un mundo de cerezas. Ellas tan rojitas, redondas, con armónica forma y textura.
Ser alargado, verde e irregular no ponía la cosa sencilla, resultaba complicado pasar desapercibido. 

La angustia de ser diferente hacía al pepino pasar mucho tiempo escondido en un armario.  

Y allí, en soledad, se apartaba del resto, pero no conseguía calmar su ahogo; en ocasiones lloraba de tristeza.

Un día una cereza pequeña, que encontró aquel armario, abrió la puerta y halló al pepino entre sollozos.

Tomó su mano y le sacó de allí; le explicó que en el mundo habían muchas frutas y verduras y todas aportaban vitaminas, fueran verdes, rojas o amarillas y tuviesen la textura que tuviesen.

Aquel día el pepino se dio cuenta de que en la variedad está el gusto, y pudo vivir en el huerto sintiéndose de nuevo como pez en el agua.


                                     --------------------------------------------------------------



150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (Diario de algo especial) de una microhistoria o micro relato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

Después no te olvides de enlazar con el link aquí debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

10 comentarios:

  1. Me encanta, es un cuento divertido y que habla de la diversidad. Muy bueno!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Viva la diversidad y las diferencias! Buen relato ;-)

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bueno!

    Genial y con moraleja incluida. Me ha gustado mucho. (por cierto... Lo de la foto es un calabacín... Jajajajajaja)

    ¡Un besote! Me encantan los relatos con moraleja y lecciones positivas.

    ResponderEliminar
  4. Qué chulo el cuento....y con mensaje incluido...me ha encantado! Besitos

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el microrelato!!! Chulísimo!!! :-)

    ResponderEliminar
  6. Que chulo con las palabras tan complicadas, y con una moraleja que me encanta :) Besos!

    ResponderEliminar
  7. Es precioso y super educativo, un besazo y una foto genial

    ResponderEliminar
  8. Ay, pobre pepino. ¡Qué pena me ha dado! Menos mal que estaba la cereza simpática...

    ResponderEliminar
  9. Linda historia... Para leerla a los chicos que no quieren comer vegetales... xD Creo que voy a probar con mi hijo jeje

    Vanesa
    Una Bruja y sus dos Sapitos

    ResponderEliminar
  10. Pobre pepino!! Me ha dado pena que se sienta así de solo y de diferente. Menos mal que la pequeña cereza sabe algo de psicología!

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!