jueves, marzo 21

Saco preescolar Motherhood.


A raíz de mi post Sacos de dormir, Victoria de Infaneto ( que es más majas que las pesetas) se puso en contacto conmigo para que probase unos sacos, con los peques. 

No conocía que Motherhood tuviese sacos preescolares, que son lo que necesitamos para las edades de Grommy ( 5 años) y Pequete ( 28 meses). Con lo cual al post anterior habría que añadirle Motherhood en cuanto a sacos de 3 a 6 años.  

Se trata de un saco de apertura superior, del tipo que se utilizan para las acampadas. Con cremallera lateral que abre el saco en su totalidad para poder meter al niño sin problemas. 

Es de algodón y micropolar de poliester por dentro. con unos diseños de lo más coloridos y con diseños divertidísimos.  

A los peques les gustaron nada más verlos; se quisieron echar una siesta para probarlos, ya en casa de la yaya. 
Hay que aclarar que Grommy no duerme siesta, con lo cual yo más feliz que una perdiz cuando a los poco minutos de meterse en el saco se quedó sopa, el tío.

Llevan un cojín, desenfundable a juego y tienen un tacto suavecíto, suavecitó por dentro, con lo cual excelentes, para los atópicos de mis hijos.

Son ideales para ir aconstumbrándose a las sabanas y nórdico.

Mi preocupación era su diseño, ya que por su gran abertura superior me daba miedo que se saliesen.

Grommy que es más mayor, no se ha salido del saco ni una sola vez; es un niño que se mueve poco en la cama. Pequete que es más pequeño y que se mueve más que una anguila, se ha salido solo una vez, que ya es la milésima parte de lo que se destapa con el nórdico. 

Para mi es un saco de entretiempo, ya que el relleno es de grosor fino. Perfecto para la primavera.
O en su defecto para tener una habitación bien caldeada en invierno.

A nosotros particularmente nos ha gustado bastante, por que un saco de los típicos de bebé, ya se quedaba muy agobiante para Pequete, ya  que al dar vueltas se iba enrollando sobre si mismo. En cambio en este dispone de espacio para moverse dentro con más libertad. 
Aunque él siempre acaba hecho un ovillo, con este saco no se ha despertado diciendo: mamáaaa, sácame de aquiiiiii. 
Lo cual es un punto a favor. 

Se como es de entretiempo no abulta mucho a la hora de guardarlo, así que en poco espacio los puedes guardar. 

En resumen, nos ha agradado y los pequeñajos siguen encantados con su saquito. Como podéis comprobar aquí.




See you later. Babbupi's Mumm.


10 comentarios:

  1. Me encanta! Qué originales! De pequeña, a Dani le ponía el saco de dormir, y encantada!

    ResponderEliminar
  2. Super chulos los sacos!!!! Y foto tan genial. Me parece que representa muy bien el carácter de cada uno. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me gustan mucho. Yo tampoco sabía que había para esas edades. Se lo comentaré a una amiga que estaba buscando uno.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Oooohh, me encantan, ¿los harán para 1,80 por 2? ja, ja. Soy una niña en el cuerpo de una adulta.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja Que guapos tus nenes tan contentos con sus sacos de dormir :*

    ResponderEliminar
  6. nena, es genial!!!! no tendrá para más mayores?? mis hijos son de los que duermen casi desnudos y siempre se destapan!!

    ResponderEliminar
  7. qué interesante, me guardo la referencia para el futuro :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Oye son muy chulos! Nos lo apuntamos para regalar en el próximo cumple de nuestra sobrina, porque en casa de la abuela hace un frío...

    ResponderEliminar
  9. Me encantan!!! Creo que sería estupendo para el piojo, que es de los que se mueven como locos, por dios, es imposible dormir a su lado y no terminar lesionado!!!je je je je
    besitos avainillados

    ResponderEliminar
  10. Me alegro que os hayan gustado, y sobre todo a los chicos!!!

    Que sepas que te quejas de vicio...con lo angelitos que se ven durmiendo, jejejeje!!!!

    Si alguien está interesado, podéis consultar puntos de venta en nuesrta web: www.infaneto.com

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!