domingo, febrero 10

Características del género. Boton off.

Que bonito al principio de toda relación, cuando se plantea una conversación con dos interlocutores, uno pregunta, el otro contesta, y toooodo es tan bonito y tan rosa y tan, tan tan.. ayssss San Valentin...  ( o san corteinglesin, según corresponda, jejeje)

Si, eso mola, tu hablas y la otra persona te presta atención. No es que te estén haciendo caso, en realidad están disimulando.
Van pasando los años y el poder de abstracción va en incremento.

Pongámonos en situación:

Hora de la cena, te sientas en el salón en frente o al lado de tu esposo, con la tv de fondo.
Tú que estás cenando y esperando una sobremesa en armonía te sientas de espaldas a la tv, como siempre. Y comienzas a hablar de como ha ido el día entre bocado y bocado; entonces lanzas una pregunta....

-   Bla, bla, bla, bla, bla... ¿ no crees?

ssssssssssss, silencio. Shsssssssss, pasa la brisa..... silencio... más silencio....... se oyen los grillos... y....
tres minutos después...

- ¿ Pero me has escuchado?
- Si ( mirada perdida)
- ¿ Y entonces?
- ¿ Entonces que?
- Pero me estabas escuchando?, a ver ¿ que te he dicho?
- Ah perdona, es que estaba viendo ( I- Carly)

Cooooñoooo, I- Carly, amos no me jodas, que se quedan emparrados hasta con el más cutre de los programas infantiles, con tal de pulular en su mundo.

Eso es lo que yo llamo botón off y / o modo autista on.

Crees que esta situación la causan los años de convivencia, la monotonía etc. Pero noooo, no es así es una característica que va implícita en el género masculino.
En el gen Y está grabado a fuego lo siguiente: cuando hable cualquier mujer, véase, novia, esposa o madre; y en su tono se atisbe el más mínimo indicio de complicación actívese el boton DANGER y desconecte automáticamente.  Escuche solo este mantra: pio, pio, pio, pio, estoy superfeliz, estoy superfeliz.

De eso te das cuenta cuando tienes solo chicos. De momento te encuentras llamándolos; y ellos en su poder de enfrascamiento absoluto vagan por su mundo como si allí no hubiese nadie más.

- Grommy, cariñooooo ¿puedes ponerte los zapatos?
Shhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, vuelve la brisa, las bolas de pelusa del salón ruedan, el silencio es sepulcral.
Esperas que de un momento a otro aparezcan dos vaqueros con sus revólveres para iniciar un duelo a muerte.
Y lo cierto es que eso es lo que va a ocurrir en realidad.

M - Grommy, cielo, ¿ no me has oído?
ssssssssssssssshhhhhhhh ( la brisa que se escucha)
M - Grommyyyyy, los zapatos, que nos tenemos que ir al cole
Silencio........., el zumbido de la cigarra.....
M - Grooooooomyyyyyy los zapatossssssss, ( más silencio)
M - Coñoooooooo que te pongas los zapatosssssssss.
M - No pasa nada me piro de esta casa y ya te apañas ahí tu solo.
G - Nooooo mamáaaa, no te vayas.
M - Ah, pues sí oyes.

En fin, y así hasta el infinito.
El enajenamiento es el mismo a los 3 años que a los 36, solo que en el intervalo de la adolescencia a la edad adulta se desarrolla un mecanismo de defensa, que consiste en decir sí o asentir con la cabeza. Pero que sirve única y exclusivamente para pillar, por que si no la especie estaría extinta hace tiempo.

Y yo sola con tres hombres, cuatro contando al gato....uff.  Dior, dame paciencia y no me des fuerza, por que no respondo....

Os pasa eso también a las que tenéis niñas o como creo yo, o ¿es parcela exclusiva de los hombres?

See you later. Babbupi's Mumm.



14 comentarios:

  1. jajaja, todavía es peque así que no sé. Pero en unos meses te cuento si también se confirma con niñas (al menos la mía) o no. Ánimo y pacienciaaaa :) Besos

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, te has lucido compañera y lo has bordado. Mister se queda pillado tb con cualquier cosa tipo Frank de la Jungla, i-carly y lo que se tercie. Es el poder de la caja tonta, contra eso no se puede luchar, efectivamente que Dios te dé paciencia entre rus muchos superpoderes porque como te dé fuerzas te lías a hostias. Besos

    ResponderEliminar
  3. También pasa con niñas, aunque rn bastabte menos medida. Y creo que es debido a la influencia paterna. Te has salido con el post. Ese botón me saca de quicio. Lo malo es cuando ellos llegan a casa y te cuentan sus problemas o tonterías, emocionados, y cuando vas a contar tu día, ese momento... ya no existe.

    ResponderEliminar
  4. Acertaste de pleno, yo vivo con dos genes Y con eso te lo digo todo, suelo hablar yo conmigo misma..

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, muy bueno el post Jenny, pero he de confesar....(no se lo cuentes a nadie).....yo también poseo ese bonton OFF. Y lo uso bastante. Jajajaja ;)

    ResponderEliminar
  6. Muy "güeno" este post, mi marido quiso saber que leía ayer que me hacía partirme de risa. Se lo leyó y dijo: pobrecilla, con 3 hombres en casa... y luego suelta: tu ya tienes dos, jijiji... o.O
    ¡¡¡Besitos y ánimo!!!

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que los niños en general tiene botón off, sin distinción de sexos, jajajaja.
    En los adultos si que es cierto que ellos tienen la forma de activarlo fácilmente.
    Buen post. Besos!

    ResponderEliminar
  8. Jejeje, me ha encantado. La verdad es que va ligado al gen Y ;-)

    ResponderEliminar
  9. jajajajaajaja muy bueno, mi hijo normalmente también es sordo salvo que haya en juego intereses mayores jajajaja

    ResponderEliminar
  10. Pues si yo pensaba que era exclusivo de mi maromen y no, el minibicho viene con el botón de serie...que desesperción cuando les hablas a los dos y allí solo se oye el eco de tu voz y el cri-cri-cri....

    ResponderEliminar
  11. Jajajaajajajaja la mia no está tan sorda pero mi esposo si y está enganchado a Twitter donde hay fútbol y noticias a tutti plen :-)

    ResponderEliminar
  12. Mi espécimen de 36 tacos es igual, pero lo tengo entrenado (estoy en ello). Así, por la noche él se encarga de la niña y yo del bebé, en el caso de que alguno se despierte. Ya no le vale hacerse el dormido, ahora 2 niños, 2 adultos, es lo justo :)

    Y de día.. el botón OFF está activo y no puedo quitarle las pilas. La mayor imita a su padre y lo mismo, me oye sólo cuando le interesa. "Recoge tus juguetes", ni caso, pero como mencione comida oye perfectamente.

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!