lunes, noviembre 19

7 comentarios:

  1. Nosotros pasamos por varias de éstas, es horroroso, así que recomiendo que te lean y lo tengan presente...a nosotros nos recomendaban que mirásemos si al respirar se subía y bajaba mucho la barriguita que es la mejor manera de ver el que tú has puesto como primer síntoma. y si era así: aerosoles sin pensárnoslo y después al pediatra (es que ya éramos expertos en ello jijijijij).
    Muy buen post y muy importante para poder detectar a tiempo. Bss

    ResponderEliminar
  2. Puf!!!! que bien me hubiese venido esto hace unos años, mi minimonster, cogió una cuando tenía 3 meses, terminó con aerosoles en el materno de Málaga. que mal se pasa por favor!!!!! y luego ese tratamiento tan fuerte para un bebé tan chiquitito... aainnss

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la información Jenni! Nosotros pasamos por una a los 4 meses y ahora con la guarde ya llevamos un par...paciencia!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Pequete, la cogió con 24 dias de vida, si no hubiese sabido reconocer los síntomas, no quiero ni pensarlo.
    Es muy importante conocerlos.
    Vosotras más que nadie podeis dar buena fe de ello.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ufff, la hija del mejor amigo de mi marido... Espera, rebobino, una amiga de mi hija tuvo esto nada más nacer, y lo pasaron fatal. A partir de ahí, siempre ha ido arrastrando molestias. Yo me "acojono" mucho cuando se trata de cosas de respiración, mocos y toses, y no sé muy bien porqué, pero esta información me parece muy útil. Voy a ir pensando en abrigar a mis Genovevas por las mañanas ;)

    ResponderEliminar
  6. A mi no me ha tocado aun y me da pavor con el frio que hace aqui. Asi que llevo a la peque cual cebolla y dentro de un carrito con funda de borrego :) Un beso!

    ResponderEliminar
  7. No me ha tocado y espero que no me toque nunca, la verdad. Pero por lo menos ahora estoy más preparada para detectarlo. ¡Gracias!

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!