Ir al contenido principal

¿Y para cuando la conciliación escolar con la familiar?

Hablamos mucho de la conciliación laboral y familiar, ya que en este país entre otras muchas cosas precarias de las que "presumir", contamos con una conciliación laboral - familiar nula o inexistente.

Desde aquí agradecer a CRYA todos los esfuerzos que hace para que sea posible.

Pero, ¿que pasa con la conciliación escolar con la familiar?.
Esta también tiene su telita. Partiendo de que el horario académico poco tiene que ver con el horario ocupacional de los padres trabajadores.

Si entras a las 8 a trabajar, no se que puedes hacer con los niños, salvo endosarselos a los abuelos o dejarte medio sueldo en contratar a una persona que se encargue de ellos.
Si entras a las 9 los tienes que dejar en la escuela una hora antes, previo pago de la hora extra que esto te supone.

Si puedes disfrutar de jornada intensiva, tienes que dejarlos la hora antes y además dejarlos en el comedor.
Si tienes jornada partida, también llamada jornada de "mierda", y te pilla el trabajo lejos de casa, los dejas a la hora del cole pero al comedor y a mil extra escolares hasta que puedes recogerlos. O en su defecto volver a tirar de abuelos o de persona contratada para tal fin.

Con lo cual si ganas el sueldo mínimo interprofesional y tienes que pagar horas extras y comedor,
¿vale la pena realmente trabajar, para que te queden limpio 100 ó 200€?

Sí, esta parte está más enlazada con la conciliación laboral y familiar. Pero luego encontramos otra cuestión que a mi me resulta otra traba en cuanto a conciliación: Los deberes escolares.

Yo, ignorante de la vida, creía que esto ya se había abolido. A mi me habían contado las malas lenguas que los niños que llevaban deberes a casa eran los que no los acababan en clase. Y yo que soy muy crédula me había conformado con esta versión.

Pero resulta que no, que no es así.

Ya desde la guardería te van pidiendo cositas, que si recortes de animales, que si la foto de la familia, que si hojas para un mural, que si patatín o patatán.

Cuando eres primeriza, casi no te das ni cuenta y haces las cositas con una ilusión tremenda: " Ay!! vamos a hacernos la foto en que salgamos guapos para que tenga la foto más bonita del cole", " Ay!! muchas hojitas para mi niño, que no se diga"

Pero cuando tienes más de un hijo o eres la privilegiada poseedora de un empleo la cosa no es tan bonita ni tan sencilla.

Se traduce más bien a: " Coño!! ¿y ahora donde encuentro una foto donde estemos todos?. Bueno, esta arrugada me vale, tiene unas pocas babas del niño, pero no importa no se va a notar demasiado"

Y es que no tenemos ni tiempo de rascarnos, como para estar perdiendo esos únicos segundos que dispones entre la cena y la colada, para buscar la dichosa foto.

Y realmente, ¿a quién le están mandando los deberes? De momento a la madre, al padre o a la persona que se ocupa del niño.

Pero luego, a medida que crecen, la cosa se va complicando más. Que si le leas un cuento y que haga un dibujo y el título. Que si se tiene que aprender una poesía y tiene que hacer un dibujo y el título, etc.

Yo no trabajo, pero seguramente si lo hiciese andaría bastante más relajada, que el trabajo del ama de casa aunque es el más gratificante es el más duro sin duda.
Y no os hablo desde el desconocimiento, ya que cuando nació Grommy yo trabajaba. Así que durante 3 años he sido madre trabajadora.
Ahora soy madre trabajadora no remunerada.

En mi caso la cosa es complicada, con el tema deberes. Al medio día me da el tiempo justo a dar de comer al mayor y al pequeño, dormir al pequeño, volver a ponerle el uniforme al mayor que previamente le había quitado para que no se manchase, con un poco de suerte, comer y salir pitando de nuevo hacia el cole.
Por la tarde, cuando salimos del cole vamos al parque un par de horas. Mi hijo mayor cena en el camino del parque hacia casa y una vez allí es baño y dormir.

¿Cuando se supone entonces que hacemos los deberes? ¿ Tengo que privar a mi hijo del parque después del colegio, tras estar casi 5 horas sentado en una silla, acatando ordenes: Ahora calladitos a hacer la ficha, ahora calladitos y quietos que hay que atender y no os levantéis que rompeis la armonía de la clase?
¿ Cuando se supone que tiene que jugar mi hijo entonces? ¿ Es que con cinco horas lectivas no tiene suficiente un niño como para aprender todo lo que ellos han estipulado que necesita?

¿ Es que un niño de 4 años tienen la misma materia que un universitario y por eso tiene que estar tantas horas; y cuando sale del colegio hay que privarle de su derecho constitucional al juego?

¿Que pasará cuando sean un poco más mayores y lleven deberes de cada materia?

Los ratos libres y fines de semana, ¿tendremos que dedicarlos a pelear y discutir para que estudien y hagan los deberes, en vez de poder disfrutarlos en familia?

¿No debería estar todo incluído en esas cinco horas que están en el colegio?
¿ Es que a los adultos no nos pagan las horas extras ( bueno ahora no, pero en algún tiempo no muy remoto...), por que les hacen entonces a los niños trabajar después del trabajo? ¿ No se llama eso esclavismo?

¿ No va en contra del derecho constitucional del niño al esparcimiento y juego?

¿ No es una pena que en este país el contenido educacional lo dicten desde la administración y no de manos ni de padres ni de educadores?

En fin temblandito estoy, por que no me gusta nada como va a ir evolucionando la cosa y me niego a pelear con mis hijos por que un día no quieran hacer los deberes.

Yo soy su madre y tengo que educarles en valores no en cultura general. Si no es así, para que los escolarizo, si de igual modo tengo que educarles en cultura general, no habría hecho falta escolarizarlos y hubiésemos distribuido el tiempo seguramente de mejor manera.


Ayyy, es que me ciego con estas cosas.

Pero para no extenderme más ya os postearé otra entrada con "La educación prohibida".

See you later. Babbupi's Mumm.









Comentarios

  1. La verdad que si, conciliar la vida familiar y escolar es complicado. A mi me pasa ahora que va a la guarde, tengo que pagar más por llevarlo antes de las 09:00 porqeu yo entro a las 8 y mi marido a las 9. Y encima estoy temblando de que plaza definitiva le darána mi marido al añoq eu viene...como le manden a tomar vientos ( que es lo que suele hacer la maldita admistración)¿ que hacemos? a parte de tener que pagar aún más horas extras en la guarde porqeu yo no tengo a nadie en Alaquàs, la madita administración privará a mi hijo de su padre de lunes a viernes , a mi de mi marido y a mi marido de su hijo y su mujer...estos temas me encienden...creoq ue me he ido por peteneras :-S
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Yo aún ando verde en tema de deberes, si es cierto que este año ha empezado la guarde y ua hemos tenido que hacer los papis alguna que otra cosilla, pero lo que cuentas tiene mucho sentido y no parece lógico que desde tan peques ya tengan esa carga de trabajo.
    Lo del tema conciliacion... igual mejor no hablar que me crispo! Yo he tenido que tirar de reduccion de jornada y aun asi pierdo casi 3 horas en transporte al día y Papamedusi hay dias que apenas le ve media hora, y cuando llega ya esta bañado y cenado.
    Eso no es conciliacion.
    Afortunadamente sus 4 abueloa viven cerca y no tengo que recurrir a horas de mas en la guarde, pero creo que el tema de la conciliacion esta muy verde y aun queda muchísimo por hacer.
    Porque no pueden reducirse la jornada ambos padres?

    ResponderEliminar
  3. Uffffffff no me queda ná!!!! :S

    Tengo un triple-premio para tí en mi blog ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Jenni esto es un tema muy amplio. De hecho si me lo permites creo mezclas cosas, aunque en parte sé que van enlazadas, me explico. En cuanto a la conciliación, los primeros párrafos de tu post está enlazado directamente a la conciliación laboral-familiar y no escolar-familiar, ya que conciliar quiere decir tener el tiempo necesario para dedicarlo a tu familia. Si en este país de verdad existiese la conciliación todo lo que mencionas no sería necesario ya que tendríamos otra clase de horarios más flexibles y más facilidades y comprensión en las empresas, cosa que hoy en día no tenemos.

    En cuanto a los deberes escolares estoy completamente de acuerdo. Nuestros niños ya pasan bastantes horas en el colegio exclusivas para el estudio, yo no veo mal que se mande algo adicional a casa, pero que no sea algo diario y que no ocupe más de unos quince o veinte minutos, ya que nuestros también necesitan jugar y disfrutar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente mezclado esta, por q como bien dices esta relacionado. Y aunque hay una frasecilla en q lo indico quizas deberia haber hecho un post menos enrevesado.
      Bedollos.

      Eliminar
  5. Muy buen post 100% de acuerdo.
    Yo soy mamá con jornada reducida y un nene de 26 meses que está con los abuelos cuando yo trabajo. Tengo suerte. Pero en este país aún estamos en pañales en ese tema.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Bauf, yo todavía no he llegado a esa fase pero miedo me da... Ciertamente en este país hay mucho que avanzar aún a este respecto. ¿Habéis avanzado algo con la profe respecto a la estimulación del peque? ¿hicisteis al final los tests? ¿y qué tal lo llevas tú? porque imagino que no es un tema fácil de gestionar.

    Esperaré con ganas tu post de "la mala educación," mil gracias otra vez por pasarme la referencia! fue un descubrimiento super interesante. Gracias!!! Un beso

    ResponderEliminar
  7. Qué buen post! El tema me encanta, porque precisamente ayer lo hablaba con otra mamá, que miedo nos da cuando lleguen a primaria y empiecen los deberes para casa. Y es que no me gustaría que mi hija, y más adelante mi hijo, no tuviera tiempo de parque, juego, descanso, mamitis... Al igual q Zulema, no me parece mal que haya deberes, pero que ocupen a lo sumo 20 minutos.

    Sobre la conciliación, yo sí tengo clara la separación entre laboral y escolar. Por mucha conciliación laboral que hubiera desde tu empresa, si el peque está en el cole sus horas y cuando sale ha de ponerse dos horas a hacer deberes... de qué sirve?

    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Yo estoy sufriendo por el mes que viene. Este mes, que el padre tiene vacaciones, está llevando a Dani a clase. No pagamos la permanencia. Y es que me parece brutal que tenga que llevarle a las 7.30 de la mañana, y que hasta las 9 no comiencen las clases. Que mi hija necesita sus horas de sueño y sus horas de juego. Que si tuviera el cole al lado de casa, como la guardería, me bastaría con despertarla media hora antes, pero así, tendré que hacer malabarismos para llegar a las 7.30 al cole, bajar después a la guardería, para dejar a la hermana, y encontrar aparcamiento, para poder entrar al trabajo a las 8. Conciliación? si, en el culo de alguien.

    ResponderEliminar
  9. Un mes lleva esperando la seño de la guarde una foto "familiar, en la que salgáis vosotros tres, alguien más y no estéis posando sino haciendo algo" ja! Y yo cuándo y cómo hago eso? Pues para más INRI creo que es el único que no la ha llevado aún...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario!

Entradas populares de este blog

Sacos de dormir.

Pues si, me crecen los enanos, y Pequete ya no cabe dentro de su saquito, bueno de ninguno de ellos.

A su misma edad Grommy ya llevaba más de medio año durmiendo en la cama de mayores, por lo que estaba acostumbrado a dormir con el nórdico. Además  hacía muchísisisimo más frío que ahora por lo que teníamos la calefacción " a todo piñote" como decimos en mi casa ( es que somos muy finos, oiga) y en caso que se destapase no había problema.

Ahora duermen los dos en la misma habitación y Pequete acaba de pasar oficialmente a la cama de mayores. La cuna será desmantelada este finde, snifff, pena infinita

Pensábamos que ya no íbamos a requerir más los servicios del saco de dormir y le dejaríamos el nórdico, pero.... craso error; Pequete se mueve más que una anguila ( teníamos que haberlo presupuesto por las patadas ninja que practicaba durante el colecho y por encontrarlo a veces con la cabeza en los pies de la cuna y el culo en pompa cuando paso al cuarto de Grommy)

Así que nos l…

Cunas colecho.

Siempre he querido hacer este post, por que yo se lo que padecemos las mamis cuando somos primerizas.

En mi post de colecho os contaba por que acabamos metiendo al bebé en nuestra cama.
Y es que nosotros tuvimos una minicuna heredada de mi hermano; por cierto muy bien amortizada, por que ha pasado por 6 bebés y sigue impecable.

Era de este tipo:


La verdad es que nos vino muy bien para llevar al bebé allá donde estuviésemos nosotros durante el día. Pero por la noche, al tener los laterales de tela, no veía al bebé y me pasaba las noches en vela aunque el bebé no dijese ni mú.
No compramos una cuna colecho por que me sabía mal, gastarme el dinero estando esta tan nueva. Aunque continuó nueva ya que Grommy acabó en nuestra cama para poder dormir todos tranquilos.

Si tienes que comprar cuna y quieres tener a tu bebé al alcance de la mano; por que te da miedo chafarlo los primeros días, o por que prefieres que cada uno disponga de su espació. Aquí os dejo algunos modelos de los que existen…

La mascota del cole.

Se acaba el colegio y antes de que empiece el siguiente curso convocan las reuniones para el siguientepresentar a la profesora y explicar un poco como será su método de trabajo, etc.

La reunión de Pequete fue hace escasamente una semana. A la profesora que impartirá sus clases ya la conocía, por que es la misma que fuera la de Grommy en su primer año. En este caso se encontraba de baja y la impartió la profe de Grommy de este pasado curso. 
Se hablo de muchas cosas y entre ellas del proyecto que llevará un perrito como mascota.

Explicaron para las mamás que escolarizaban por primera vez en que consiste el tema mascota.
La mascota del cole es el personaje que aparece en los libros del proyecto que llevan ese año escolar, en este caso en forma de peluche.
Este peluche, acompaña cada viernes a un niño de la clase, para que pase con el el fin de semana.
En caso de que la mascota vaya acompañada de libro viajero, se plasmará allí un poco de la historia vivida con el bichillo en cuestión o…