viernes, julio 20

Como cambia el cuento

Aunque las mamás que no trabajamos no notamos gran diferencia entre lunes y sábado, ni entre  día de cole o festivo. Por que el trabajo no solo no cambia en las vacaciones del cole  si no que se incrementa. Hoy ha sido un día especial para mi.

Estas vacaciones escolares  con dos fieritas que corren, trepan, ríen, lloran y se zurran que da gusto ( bueno o daría gusto verlos si en vez de su madre fuera su entrenador de boxeo) estaban resultando muy cuesta arriba.
El año pasado como pequete tenía 9 meses el verano fue mucho más llevadero; que no es lo mismo un bebé chiquitín que manejas a tu antojo que un maxibebé que te maneja el a ti y de paso maneja al resto de la familia y nos pone a todos firmes, si no a las buenas a las malas ( por lo menos nos da opciones, no nos podemos quejar).

Pero hoy ha sido el primer día de vacaciones de papa en esta nueva tesitura.
¿Y que ha implicado esto que resulta tan banal?, pues a mis ojos grandes cosas, que pueden parecer pequeñas desde otra perspectiva.

Ha implicado poder hacer la cama sin hacer 300 viajes al comedor o sin tener a dos niños subiéndose por encima de ella.

Ha implicado que mientras yo limpiaba y recogía por un lado por el otro había otra persona ( papi en en este caso) haciendo la misma función, con el resultado de una casa medio decente.
Ha implicado la presencia de una figura autoritaria a la que no es tan fácil chulear como a mamá, con el resultante buen comportamiento ( vamos sin  niños haciendo el pinopuente en el sofá con doble voltereta en el aire que tanto me enervan, ya sabéis lo sufridora que soy y el miedo que tengo a las caídas)
Ha supuesto poder hacer la comida sin tener que echar a los niños de la cocina a gritos, ya que basta que les digas que no se entra cuando se esta cocinando para que vengan los dos en piña a tirarme de la falda delante del fuego y a mi me de un pasmo.

Ha supuesto un  paseo por el parque, sin el consecuente estado de crispación absoluta, por que cada uno, por norma general, tira para un lado y corro el riesgo de perder de vista a alguno durante un segundo, que en un niño puede resultar tan vital.
Cada cónyuge con un niño, con la tranquilidad de que el otro estaría bien vigilado, por lo que mi grado de cortisol ha estado a raya y todas mis neuronas vivitas y coleando.

Ha significado que han tenido actividad continua por que uno u otro ha podido estar jugando con ellos y al volver del parque se han quedado profundamente dormidos a pesar de no haber siquiera cenado.

Ha significado que he podido limpiar todos los biberones que tenía amontonados ( limpiaba solo uno y el resto siempre decía: mañana los limpio, pero mañana no llegaba nunca; y solo los tenía enjuagados y con agua jabonosa), mientas maridín hacía la cena.

Ha dado como resultado que yo haya tenido ganas de sentarme a cenar, en vez de ganas de reptar hasta la cama y dejarme morir allí, con sangría y TV incluida ( sí esa tele que no había visto en 4 años)

Así, que yo hoy como la Esteban " Estoy súper feliz, estoy súper feliz".

Fijo que he engordado dos kilos del relax que he tenido, pero habrá valido la pena por que sé que hoy he ganado 1 año más de vida.
Hoy cambio de droga, hoy he elegido endorfinas en vez de cortisol.
y lo más importante NO HE GRITADO, que me den mi premio que me lo merezco.


See you later. Babbupi's Mumm.

9 comentarios:

  1. Jajajaja ya lo creo como cambia la cosa. Un dia en familia excelente!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que se lo digan a mi chico que es quien está las 24 horas con la peque, que la adora, pero cqándo me ve llegar por la puerta respira :) ánimo, y disfruta de la presencia marital

    ResponderEliminar
  3. Si es lo que digo yo: cuando mi marido tiene vacaciones tambien las tengo yo ¡Que bien las cosas repartidas y un nene para cada uno!

    ResponderEliminar
  4. Me ha llamado la atencion de tu post que tengas tiempo de hacer la cama, snif.... que tiempos aquellos que yo tenia tiempo para hacer la cama :b

    ResponderEliminar
  5. La cama y tantas cosas. Cuando hay cole hago mi cama, la de Grommy , si es s esa noche ha dormido rn su cama, y luego voy a casa d mis padres les hago la suya, les saco el lavavajillas, lo cargo, pongo la mesa y de ahi a llevar a los pqs al cole. Despues empieza el dia con muchas otras cosas. Pero ahora estoy de vacaviones y solo hago una, bieeeen!!

    ResponderEliminar
  6. "vacaviones" es lo q sale cuando cruzas una vaca con un avión, jooo si es q no se puede responder comentarios desde el movil.

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo un hijo pero te puedo asegurar que a veces, cuando está papi en casa, me siento como si tuviera dos jaajajaja. Vamos, que termino mas agotada ;b
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Para mí son los domingos ese día tan feliz....el papi se queda un ratito jugando con Luca y yo puedo hacer las cosas medio tranquila jajajajaj. te entiendo perfectamente, ahhhh y me encanta: vacaviones jajajaja

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!