sábado, marzo 17

Y a la octava va la vencida!!!

Yo, que he sido una super amante de la cocina, y cuando compramos nuestra casita nueva hacia siempre comiditas ricas, riquisimas.
Yo que pensaba: ay con lo que me gusta cocinar, cuando tenga hijos les haré siempre comiditas ricas, sanas y variadas.
Pero luego resulta que te salen dos hijos que ( al igual que me pasaba a mi cuando era pequeña), no les gusta comer. Pero no es que prefieran una cosa a otra, no. Es que NO LES GUSTA COMER.
El mayor ya con la leche nos dió problemas por que no le gustaba y no comia casi nada. Al pasar a los cocido la cosa cambió y se comia unos platerones, que, como dice mi madre, no se los salta un gitano. Y ayyy, que contenta estaba yo.
Cuando pasamos a comer a trocitos, por que no queria triturado, iba comiendo bastante bien, verduras incluidas. Pero un día de repente decidio que comer no molaba nada y que se alimentaría del aire.
Así que su dieta se componía de paella y fideua y de fideua y paella y así hasta el infinito. Eso cuando le apetecía, pero había días que el aire le estaba más exquisito.
Y bueno con el mayor ya voy toreando y probando, y viendo que si le doy de cenar a las 7 de la tarde un bocata, con pescadito o con nuguets con tomate, tortillita y cositas de esta índole va cenando. Luego le arreo un batido de chocolate de cereales y puedo estar algo tranquila.
Pero la acabose fué la segunda parte, Pequete, el terrible. Este todavía peor.
La lechita mal, con 7 meses no tomaba más de 180 ml, pero se podía decir que algo comía. Pero al pasar al triturado, decidió que la papilla de frutas, en sus mil convinaciones posibles, me las comiese yo, que el pasaba olimpicamente.
Con los cocidos le faltó ponerme el plato por sombrero, para que acabase rindiéndome a los casi tres meses de intentar que comiese comidita casera.
Así que probé con los potitos, y de estos solo le gustaba al principio los de pollo con verduritas y más tarde los de pescadilla a la crema. Y de eso se alimentaba, un dia pollo con verduritas y por la noche pescadilla y al día siguiente al revés.
Que impotencia!!, estaba enfadada por que no quería comida casera, enfadada por que los potitos llevan sal y enfadado por que yo conocedora que los niños hasta el año no deben comer sal se la estaba dando, y enfadada por estár tan limitada.
Ahora que ha decidido que los potitos se los coma el Sr. Hero o el Sr. Nestle, se alimenta de la brisa mayoritariamente y esporádicamente come pescaditos de esos de formas o nuggets de pollo, y a veces queso ( curado, pero del que pica y todo) o alguna patata.
Un día fuimos a comer al Wok y le puse un poquito de arroz, un poquito de pan, una croqueta, vamos un poco de todo. Y así el tio fue picando, picando.
Así que ahora paso mi "cerebro cocinero" a modo wok y le preparo unos " combis" superguays, que el pellizca y escupe y me los acabo zampando yo, que es a quien menos le conviene comer estas cosas.
Me ley, el libro de Carlos Gonzalez "Mi niño no me come", donde en resumidas cuentas te dice que si el niño no quiere comer, será por que no tiene hambre.
Si, si eso ya lo se yo ( a mi me pasaba lo mismo) y no los obligo, pero es que el aire no alimenta mucho que digamos.
Hoy ha sido el acabose. Hemos ido a dar una vuelta y se ha hecho la hora de comer. De modo que he comprado un bocata de tortilla de patata, un trozo de pizza grande y unos panecillos de Mickey Mouse, superchulos.
El mayor ha comido un trocito de pizza y un trocito de pan y de postre su plato preferido: una bocanada de aire puro y duro.
Pero cuando le he acercado la pizza al pequeño ( Pequete), ha dicho: Guaaaaaaaajjj, la tortilla la la lanzado cual estrella ninja, y le ha dado un bocado a la oreja de Mickey y el resto del pan ha salido por los aires.
Luego se ha dormido.
Cuando se ha despertado, he intentado darle un potito, pero cuando a visto la cuchara hacia el ha huído.
Pues nada ahora te hago otra cosa, un trocito de merluza, el plato al viento.
Una tostadita de paté que ha acabado en el suelo y restregada por su trona y camisa.
Y por fin le he hecho sopa de letras, que se ha comido, no se si por que le ha estado buena o por que eran las 4 de la tarde ;-p
Así que ahí estoy, probando y probando con la esperanza de que algún día acierte a la primera. Pero le estoy cogíendo una alergia a los fogones..... ufff.

See you later. Babbupi's Mumm.

4 comentarios:

  1. Q bueno,Jenni! me parto con lo de que se alimentan del aire y q les sabe muy rico jajaja y sólo fideuá o paella jajaaj q finos, no? vives en Valencia, verdad? será x eso. Al mío todavía no le ha dado por la butifarra y las alubias blancas jaja me alegra, de verdad, ver q no soy la única...supongo q la clave de todo es no forzarlos y paciencia, ya comerán cuando tengan hambre.

    ResponderEliminar
  2. Esta mes ha tenido dos semanas de " me como hasra las piedras", pero ayer volvio a las andadas. Va a rachas, supongo :-)

    ResponderEliminar
  3. Uff, la comida, todo un reto diario. Aqui hemos probado de todo. Y nada funciona. Ya hemos decidido q lo que comemos nosotros come el mayor (4 años y medio y la chica en las cenas xq al medio dia come en la guarde) en plan...si quieres comer come y si no ya comeras. Solo le hago revisiones de peso y estatura para q todo este bien. Paciencia y mucho animo.

    ResponderEliminar
  4. Uff, la comida, todo un reto diario. Aqui hemos probado de todo. Y nada funciona. Ya hemos decidido q lo que comemos nosotros come el mayor (4 años y medio y la chica en las cenas xq al medio dia come en la guarde) en plan...si quieres comer come y si no ya comeras. Solo le hago revisiones de peso y estatura para q todo este bien. Paciencia y mucho animo.

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!