Ir al contenido principal

¿Y porque?

Jolín cuando los niños empiezan con el " Por que?", es el nunca acabar.

Os posteo una reseña donde nos indican a que edad empiezan con la preguntita y como debemos actuar ante ella.

Aunque aquí nos dicen que tenemos que tener paciéncia por que de lo contrario coartamos el impulso de su inteligencia, os aseguro que con nuestro baby la cosa es complicada ya que solo tiene dos años y ya ha empezado con el "¿porque?", y es el nunca acabar por que aunque le des todas las explicaciones pertinentes la última palabra siempre va a ser " por que?".

Yo al final, tras darle una laaaaaarga explicación y obteniendo un nuevo " por que?" opto por decirle, " no lo se ¿ lo sabes tu?.

Para mi es que tiene una inteligencia superior y lo que hace es ponerme a prueba, jajajaja.

Os pegaré en facebook alguna conversación de las que hemos tenido estas últimas 3 semanas, para que tengáis un ejemplo.


Espero que vosotros tengáis más paciencia que yo.


See you later. Babbupi' s Mumm.


Los niños preguntan y preguntan y preguntan: ¿Y por qué?. Esta estapa, que suele aparecer a los tres o cuatro años, puede ser agotadora. Nunca se cansan de preguntar y a veces nos agotamos o nos encontramos con cuestiones que no sabemos como responder siquiera.

Creo que es un error perder la paciencia, por mucho que nos abrumen las continuas preguntas. La curiosidad de los niños explota en esta etapa y somos nosotros sus referentes para encontrar explicaciones a un mundo nuevo lleno de interrogantes. Quieren saber y saberlo todo, descubrir como funcionan las cosas y de donde vienen. No hay mejor momento para apoyar su deseo de aprender.

Cuando llega la avalancha de los “¿Y por qué?” si damos una mala respuesta “¿no puedes callarte un rato” o si llegamos a calificarlos de “pesados” estamos cortando el mayor momento de impulso que su inteligencia tendrá en su vida. Acuden a nosotros como guias naturales y si les fallamos recuperar su confianza o reforzar su autoestima y sus deseos de aprender pueden verse dañados.

El niño quiere comprende la razón de las cosas. De nuestro papel puede depender que su deseo de descubrir crezca o se diluya. Eso no quita que nos podamos sentir a veces sobrepasados pero asumir nuestro papel de educadores en esta etapa puede ayudarnos a comprender lo importantes que somos ahora y sobrellevarlo mejor.

El catálogo de preguntas es infinito y no siempre son fáciles las respuestas: ¿Por qué llueve? , ¿Por qué la vecina tiene la piel obscura? , ¿Por qué se murió la abuela?, ¿Por qué el Sol calienta?, ¿Por qué nací? , ¿Por qué hay guerras?, ¿Por qué tenemos dos piernas?, ¿Por qué las estrellas no se ven de día?, ¿Por qué tengo que ir al cole?, ¿Por qué nacemos de las madres?, ¿Y por qué el cielo es azul?, ¿Por qué el mar es salado?, ¿Por qué no puedo volar?, ¿Por qué quema el fuego?, y muchos más ¿Y por qué? que nos van a sorprender.

No hay temas prohibidos para ellos. Lo quieren saber todo. Nuestro papel es proporcionar respuestas en un lenguaje asequible y adaptadas a su capacidad de comprensión, sin mentirles pero siendo conscientes de lo que pueden asimilar.

Cuando llega el “¿Y por qué?” Debemos animarles a preguntarnos, dedicándoles el tiempo necesario. Eso les ayudará a desarrollar su inteligencia y su lenguaje, mejorando la confianza y la capacidad de comunicación con nosotros.

Comentarios

  1. JAJAAJAJAJAJA como me suena estoy pasando por esa etapa agotadora depende del momento del dia me lo tomo con mucha paciencia e intento resolver sus dudas pero hay veces veces que se me acaba la paciencia y lo paso fatal.

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias por pasarme tu enlace ;)
    Espero no olvidarlo cuando me encuentre desbordada jijiji

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario!

Entradas populares de este blog

Sacos de dormir.

Pues si, me crecen los enanos, y Pequete ya no cabe dentro de su saquito, bueno de ninguno de ellos.

A su misma edad Grommy ya llevaba más de medio año durmiendo en la cama de mayores, por lo que estaba acostumbrado a dormir con el nórdico. Además  hacía muchísisisimo más frío que ahora por lo que teníamos la calefacción " a todo piñote" como decimos en mi casa ( es que somos muy finos, oiga) y en caso que se destapase no había problema.

Ahora duermen los dos en la misma habitación y Pequete acaba de pasar oficialmente a la cama de mayores. La cuna será desmantelada este finde, snifff, pena infinita

Pensábamos que ya no íbamos a requerir más los servicios del saco de dormir y le dejaríamos el nórdico, pero.... craso error; Pequete se mueve más que una anguila ( teníamos que haberlo presupuesto por las patadas ninja que practicaba durante el colecho y por encontrarlo a veces con la cabeza en los pies de la cuna y el culo en pompa cuando paso al cuarto de Grommy)

Así que nos l…

Cunas colecho.

Siempre he querido hacer este post, por que yo se lo que padecemos las mamis cuando somos primerizas.

En mi post de colecho os contaba por que acabamos metiendo al bebé en nuestra cama.
Y es que nosotros tuvimos una minicuna heredada de mi hermano; por cierto muy bien amortizada, por que ha pasado por 6 bebés y sigue impecable.

Era de este tipo:


La verdad es que nos vino muy bien para llevar al bebé allá donde estuviésemos nosotros durante el día. Pero por la noche, al tener los laterales de tela, no veía al bebé y me pasaba las noches en vela aunque el bebé no dijese ni mú.
No compramos una cuna colecho por que me sabía mal, gastarme el dinero estando esta tan nueva. Aunque continuó nueva ya que Grommy acabó en nuestra cama para poder dormir todos tranquilos.

Si tienes que comprar cuna y quieres tener a tu bebé al alcance de la mano; por que te da miedo chafarlo los primeros días, o por que prefieres que cada uno disponga de su espació. Aquí os dejo algunos modelos de los que existen…

Miércoles Mudo 54. Al coleeeeeee!!!