domingo, febrero 21

Manual de instrucciones.

Cuando vas a tener un bebé estás nerviosa, pero en realidad no tienes ni idea de lo que te espera, por que cuando el médico te de a tu bebé vas a estar más nerviosa todavía.
De repente te encuentras con una persona que no conoces pero por el que sientes un irracional amor.
A priori tienes algunas directrices de la matrona y en el hospital te informan de poco más, pero realmente cuando te encuentras en casa de das cuenta de que no te han contado ni la mitad de lo que necesitas saber.
Pero sí, sí existe un mini manual de instrucciones sobre la fisiología del pequeño ser que en adelante dependerá de ti. Pero ese manual no te lo da tu pediatra hasta los nueve días. Nueve días en los cuales has aprendido a marchas forzadas, días en que los nervios te tienen todo el día en un hay. Y resulta cuando te dan el papelito, donde pone cositas muy importantes, te das cuenta que algunos errores los podías haber evitado de haberlo sabido.

Yo guardé mi papelito con riguroso cuidado, y aquí os los copio por si puede serviros de ayuda.
Como es un poco largo lo dividiré en varios blogs.
Pero os insisto en que es de mucha ayuda, a mi me lo fué.

√ Baño:
Ha de ser diario. El momento del día dependerá de tu disponibilidad y de la reacción del bebé. Bañarle por la noche calma y a menudo predispone a pasar una buena noche, pero no todos los bebes reaccionan igual.
La habitación estará caldeada y sin corrientes de aire.
Conviene tener todo a mano par no dejar solo al bebé.
La temperatura del agua será de 35ºa 37º. Poner primero el agua fría e ir añadiendo el agua caliente, comprobando la temperatura con el codo o con un termómetro.
Lava la cara del bebé antes de introducirlo en la bañera y luego usa tus manos para bañarle con jabón suave. Para hidratarlo pona aceite en el agua, o bien crema hidratante después del baño.
Cuando lo saques ten preparada una toalla y sécalo con suaves masajes, en especial en las zonas de los pliegues (dedos, axilas, ingles y cuello).

√ Cambio de pañal:
Es importante observar a menudo el culito del bebé para cambiarle el pañar cada vez eu tenga pipi o caca. Lava la zona con agua templada y seca con cuidado para evitar irritaciones. Los genitales de las niñas se limpian de delante hacia atrás, abriendo los labios para que no se acumulen restos. Es aconsejable que de vez en cuando dejes el culito al aire para que transpire. Evitar usar en la medida de lo posible toallitas para limpiarle el culito.

See you later...

Babbupi´s Mumm

1 comentario:

  1. madre mia ya no me acordaba de todo esto que fuerte , me va ha venir genia que me refersques la memoria solo quedan 4 meses para que mi chiquitin venga

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!